Crónica: Ducross Alcalá de Henares

Tras cambiar su fecha del 10 de noviembre al 24 del mismo, y trastocar algunos planes de entrenamiento, finalmente participamos en esta prueba como primera toma de contacto con la combinación de deportes.
La prueba en si constaba de 4´5 km de carrera a pie, 17 km de bici de montaña, con un par de cuestas infernales del 21 al 24% y para terminar otros 2´5 km de carrera a pie.

Comencemos por el principio, y lo primero era preparar la ropa para la prueba, y lo hicimos la noche antes de la prueba. ¡Que cantidad de cosas para una prueba tan corta!, pero entre el frío que se preveía y las dos modalidades no quedaba otra. Para correr mis ultimamente inseparables Asics Gel Nimbus 13, mallas largas, camiseta WTL? por debajo y una Kalenji calentita por arriba, así como dos buff, uno para la cabeza y otro para el cuello y unos guantes. Para la bici, mis Scott con sus calas, cortavientos, casco Uvex, culotte corto “de los chinos” Fox y gafas del “DECARTON” para evitar el más que posible barro. Finalmente se decidió correr con en culotte por encima de las mallas para no perder mas tiempo del debido en la transición.

Convencí a cuatro compañeros del curro que también era la primera vez que se metían en un “fregao” de estos y allí nos presentamos el día de la prueba. Y como si de un chiste se tratara, allí nos juntamos un asturiano, un gallego, un ponferradino, un alcalaino y el madrileño que suscribe.
Hacia unos días que sufrí un percance con mi Cannondale y la horquilla dijo “-Hasta luego” así que en estos momentos estaba camino de Alemania, y otro compañero del trabajo me presto su Orbea para la prueba, lo cual le agradezco muchísimo.

Un vez recogidos los dorsales y el chip, toca hacer valoración de la bolsa del corredor… en fin, decir que era muy muy pobre. Una camiseta de una calidad muy discutible, una muestra de aceite para la bici y hasta ahí podemos leer. En mi bolsa faltaba un bono para 7 días en el gimnasio que patrocina la prueba, y en la de todos los calcetines que prometían en la inscripción. Ah!!! se nos olvidaba el “regalo” estrella, un ejemplar de la revista Planeta Running de verano de 2011!!! Muchas gracias a la organización, este número me faltaba.
Y como no llegaban los compañeros me dispuse a colocar la bici en el box, a 40 minutos de la prueba casi nadie lo había hecho como podéis ver en la foto, me temía lo peor, pero finalmente todo el mundo lo coloco a tiempo.

Y llegaron todos a colocar la bici, menos el “barbudo” que no aparecía.

Al poco apareció el “barbudo” y así eramos dos representantes de la Comunidad Autónoma y ademas el contaba con la ventaja de ser local.

Aunque hacia frío, la temperatura era soportable y agradable, un buen sol y cielo despejado ayudaban bastante. Y de esta guisa nos plantamos en la linea de salida para iniciar el primer tramo de carrera. (Falta en la foto el astur que digamos… tuvo una emergencia de ultima hora).

Objetivos para la prueba antes de empezar:
1º coger la dinámica de este tipo de pruebas, conocer las transiciones y conocer como contesta mi cuerpo al cambio de modalidad en competición.
2º Sabiendo que el año pasado el ganador hizo un tiempo de 1:02 aproximadamente, estar entorno a la hora y media era un objetivo razonable, para terminar con buenas sensaciones y en mitad de la tabla. (650 inscritos)
3º Pequeño pique personal con los compañeros de trabajo.

Como íbamos juntos nos pusimos atrás del todo en la salida, error que suelo cometer muy a menudo, ya que suelo empezar a buen ritmo las carreras a pie y con esta táctica suelo perder muchísimo tiempo y ritmo esquivando gente al principio. Así comenzamos y enseguida nos dispersamos por la diferencia de ritmos. Una carrera muy llanita, que se hizo llevadera y de la que no puedo dar tiempo parcial dado que me fallo el cronometro y no iba controlando nada. Pero las sensaciones muy buenas.

Grande el momento de ver al gallego del equipo con la bici escoba en el primer tramo de carrera a pie, el tío más feliz que nadie y luego sorprendería ganando casi cien puestos.

Primer mal momento en la transición, falta de experiencia, mala planificación, quien sabe pero tarde muchísimo en ella. El casco no me cerraba, tuve que quitarme guantes finalmente, cambio de zapatillas, poner el cortavientos y dejar las zapatillas bien preparadas para la vuelta no perder tanto.
Y comenzamos el tramo de bici que presentaba este perfil.

Tramo de llaneo con los participantes muy dispersos, hasta que llega la primera cuestita dura, ahí nos amontonamos sin llegar a pararnos, pero los pocos metros que rondan el 21% de desnivel hace a más de uno tirar la pata al suelo. LLego al falso llano donde aprovecho a comer e hidratar y recuperar algo el aliento que fue al limite.
Y entonces llegamos a lo serio, casi 3 km de subida con tramos muy duros. Los participantes cada uno a su ritmo, pero nadie sobrado, en la penúltima cuesta, y poniendo por primera vez el plato pequeño, con un desnivel aproximado del 24%, mi cala se sale del pedal derecho, que van muy flojas (lo que tiene no llevar tu bici), pierdo un poco el equilibrio, y el que pone el pie al suelo soy yo, no hay narices a subirse de nuevo y subo a paso ligero unos 100 metros, luego aunque sigue subiendo se suaviza bastante y puedo coger buen ritmo adelantando a bastante gente.


Salida tramo de bici

En la cima de Los Santos del Humosa llega el desastre, por una mala organización del tramo, me encuentro un embudo de unas 100 bicis para acceder a la trialera que comienza la bajada, fácil que me meto 15 minutos parado totalmente, poco solidaridad de la gente que se cuela porque su amigo fulano de copas esta delante, ect. Creo que si hubieran cortado 400 metros de carretera para acceder al camino bueno esto no hubiera pasado. Me quedo muy muy frío, y al final conseguimos empezar a bajar, y llega el tercer desastre personal del día, se me sale la rueda de atrás, increíble, no se como puede ser esto, menuda desesperación, encima de unos arbustos ya que obstaculizaba a los otros participantes, y con los nervios no era capaz de meterla bien, con lo que perdí fácil otros 5 minutos.
Finalmente consigo ponerla y a bajar como un descosido, normalmente es lo que menos gracia me hace, pero bajo a buen ritmo, aunque preocupado por si deje bien metida la rueda, pero esta aguanta.

Llegamos al tramo mas bonito de la bici junto al río Henares, lo único malo que tenemos que ir en fila india y una participante hace un poco de tapón. Tengo las piernas heladas y cuando salimos de este tramo y quiero ponerme a adelantar, me pegan unos tirones en el gemelo izquierdo y en el cuádriceps derecho que no son normales, hasta que como puedo llego a los boxes para la nueva transición.


Final tramo de bici, aunque me ria, iba muy mal por los tirones, pero me alegre de ver a mí manager/assistance.

Transición algo más rápida, aunque el 248 había dejado su bici en mi sitio y tuve que moverla. Allí por primera vez a un par de mis compañeros antes de salir a correr.
Este tramo, sobre todo los primeros mil metros fueron odiosos, iba muy tieso por las amenazas de tirones, pero parece que perdonaban, así que los últimos 1500 fueron mejor.


Saliendo tieso en el ultimo tramo de carrera a pie.


El “local” guardando las ultimas fuerzas.


Un asturiano preguntandose ¿Quien me llama a mi para meterme en estos fregaos?

Y llegamos al final, después de muchos percances conseguimos terminar al menos dignamente aunque sin cumplir todos los objetivos, pero sabiendo que se pueden cumplir ya que sin la salida de rueda y sobre todo sin el atasco monumental hubiera estado en el objetivo de la hora y media. Por lo menos el premio de consolación de ser el primero del grupo de compañeros que engañe para participar, aunque sin mucha ventaja y que esto no valga realmente para nada.


Final alegre por terminar, tras tantas calamidades.


Dejándose la piel en el sprint final.


Un tío de la capital del Bierzo tirando con todo al final.

Me quedo con la experiencia y con ganas de más y mejor. Con muy buenas sensaciones de mejora inmediata. Aunque no se consiguió rozar la hora y media y estar en la mitad alta, se que se puede hacer sin problemas.
Los cinco que fuimos terminamos dignamente, cumpliendo objetivos. El “local barbudo” quedo “2º” por delante del ponferradino, el asturiano no saco los pulmones por la boca, el de Ponferrada le aguantaron las rodillas y la espalda perfectas y el gallego bajo de las dos horas terminando entero.

Clasificación final sin ajustar el tiempo de salida:

1º Ángel (Madrid) P: 489 T: 01:49:22
2º Jesús (Alcala) P: 505 T: 01:51:06
3º Aitor (Ponferrada) P: 545 T: 01:57:29
4º Raúl (Mieres) P: 551 T: 01:58:07
5º Carlos (Orense) P: 556 T: 01:59:54

Muchas gracias a Sonia, Nira, Verónica, Paz, Ester, Ariadna y los padres de Jesus por aguantar el frío y animarnos cada vez que nos veían, ellos si que son valientes.

Ahora toca continuar con el proyecto #HighWayToMyDream de manera más seria, con la vista en el maratón de Madrid del 27 de abril.

Actualizamos con los tiempos oficiales, aunque no están conformados al tiempo de salida, salimos unos 30 segundos más tarde, pero para el caso da lo mismo.

Anuncios

2 pensamientos en “Crónica: Ducross Alcalá de Henares

  1. Pingback: 2 Semanas para mi 2º Media Maratón | Apaga tu Tele

  2. Pingback: Crónica Ducross Morata de Tajuña 2014 | Apaga tu Tele

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s