Crónica Ducross Villanueva de la Cañada

Por lo visto me estoy volviendo algo vaguete, a la hora de escribir las entradas, desde este primer párrafo pedir disculpas, la anterior entrada sobre el maratón tenía su motivo, esta no tiene excusa, alguno me pregunto por las últimas carreras, así que por fin aquí la tenemos.

Tras toda preparación para el maratón de Madrid, había dejado aparcado el duatlón, si bien había utilizado en la preparación la MTB para quitar horas de impacto las rodillas, había sido rodajes por caminos anchos, no teniendo muy bien cogido el punto. Mi alta inutilidad para bajar con soltura por caminos estrechos y algo técnicos sigue siendo bastante patente. Pero vamos con la historia de estable prueba.

Todavía no estaba recuperado del maratón, además llevaba varias semanas con entrenamientos intermitentes sin una rutina. Pero la verdad me pareció bastante colgarme un dorsal, comprobando mi estado de forma. Visitando las páginas que tengo guardadas en el navegador de carreras, encontré que la franquicia Ducross, de la cual los últimos años ya he corrido unos cuantos, organizaban uno en Villanueva de la Cañada. Me pareció una excusa perfecta para ir a probar unas hamburguesas que me habías recomendado un compañero, así aprovechamos la gasolina del coche. Le propuse parece que se apuntara, y probara el duatlón, no me costó mucho picarle.

Esta franquicia organizarla razonablemente bien las pruebas, no son las más económicas pero tampoco se pasan, en esta ocasión había acertado en casi todo. Llegue extrañamente con tiempo suficiente para lo que suele ser mis costumbres. Recogí los dorsales y el fabuloso caldo Aneto, decir que los compañeros asistieran a la charla de iniciación, y nos fuimos al box a colocar la bicicleta junto a todo el tinglado.

La línea de salida planeamos ir aproximadamente a 4:30/4:40 el kilómetro para no forzar mucho, llegando descansados a la bici. Se dio la salida y comenzamos a correr cómodo, llevaba el Garmin programado para todos los sectores, pero no tenía en pantalla la velocidad por kilómetro, como un amiguete de mi compañero también corría, y parecía ir a un ritmo cómodo sin forzar mucho, seguimos esa liebre, luego resultó ser un ritmo más alto. La carrera a pie no era excesivamente dura de desniveles, se corría en su mayoría por un parque de pinos, por caminos cómodos. Así completamos los primeros 4´5 km de carrera a pie.

Por la falta de costumbre, olvide poner el reloj en transición, así que no tengo tiempo exacto de la primera carrera, ni de la primera transición, le di casi al salir de la misma. Comenzamos así los algo más de 15 kilómetros del sector bici. Se trato de un recorrido muy divertido, con un constante subir y bajar ligero, que permita ir a una velocidad razonable. Mi compañero Viti, me paso sobre el kilómetro 5 e intente engancharme, ya que el tenia mejor ritmo en este sector, pero se me metió por medio otro tipo y no lo logre, además a poco aparecieron unos escalones criminales, que provocaron un tapón, y en los que no hubo más remedio que plantar el pie.

Todo el recorrido continuo sin incidentes, no llevaba mal ritmo, y salvaba más o menos las bajadas, autentico talón de Aquiles para mi, hasta que llegamos a una zona bastante técnica, y de sendero muy estrecho, casi todo en bajada y con curvas muy ratoneras, esto durante algo más de un kilómetro, y aquí si baje un poco el ritmo, al menos salvamos caídas, lo que puede ser un tramo muy divertido, además de los más bonitos del recorrido si fuera una tirada en solitario o con colegas, con la tensión de no saber que van a hacer los demás, se convierte en un pequeño calvario, se solvento como se pudo y se llego a las proximidades de la transición, donde había una pendiente de 50 metros en la que cuando yo pase todo el mundo iba a pie, yo agarre tan fuerte el manillar que hasta se me levanto la rueda delantera en una ocasión, pero la subí y ya llegue de nuevo al box.

Algo mejor la transición, botella de agua y a estirar piernas en los 2´5 kilómetros que quedaban, los hice muy como y fui adelantando puestos, me cruce con mi colega pero nos separaban un par de minutos que no pude recuperar par entrar juntos. Llegada cómoda a meta y me marque una croqueta, con la que casi tiro a uno que venia detrás, lo siento socio, y termine contento la carrera. Tiempo final 1:18:16.

Como eran las fiestas de San Isidro, las peñas del pueblo tenían montadas unas casetas junto a la meta, y pudimos meternos una cervecera fría entre pecho y espalda que nos sentó de vicio, además de los avituallamientos de la organización, con una sandia fresquita, muy “agradable” los participantes que dejaban su cascara mordida en el mismo sitio que la fruta para los demás, gente cívica donde los allá.

Recogida de la bici en el box, y duchita en los vestuarios del pabellón. Y de camino a lo importante, la comilona. Un ración de pulpo a la gallega que solo hacen los domingos y una hamburguesa doble de buey que se te va de las manos, muy recomendable, y sabéis que por desgracia para mi contorno estomacal, soy un gran experto en hamburguesas. Dejo aquí la dirección C/Cristo nº 36 Villanueva de la Cañada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s