Confesiones de un Gánster de Barcelona. Lluc Oliveras.

Vamos a adentrarnos en las entrañas de la delincuencia de la Ciudad Condal en los años setenta y ochenta, un mundo de atracos a bancos y drogas a borbotones. Todo lo haremos de la mano de Miguel Ángel Soto Martín y sus vivencias reales, según el mismo por supuesto, y plasmadas en papel por el autor.

Aunque es un libro gordo, no me voy a extender excesivamente, dado que es a mi parecer un poco repetitivo en muchos pasajes, dado que la historia del protagonista se repite una y otra vez.

Nos presenta a Soto, un joven de un considerable tamaño, el cual empieza a muy corta edad a tontear con la delincuencia y las drogas, todo sin ninguna necesidad, dado que proviene de una familia en la que no le falta de nada, gente honrada y trabajadora, pero es lo que tiene el mundo de las drogas, que absorbe y no tienes marcha atrás.

Gracias a su tamaño principalmente según mi opinión, y a su atractivo según el propio protagonista, se convierte en un atracador de bancos de lo más eficiente. Hablamos en una época en la que robar sucursales bancarias era rentable para este tipo de delincuentes, donde las medidas de seguridad brillaban por su ausencia, y donde las drogas más potentes llevaban a cometer todo tipo tropelías.

Como no puede ser de otra manera este tipo de vida termina dando con el protagonista en La Modelo, histórica institución penitenciaria de Barcelona. Es aquí donde el protagonista nos cuenta las duras condiciones en la que se tenía que sobrevivir allí dentro en esos años, no como las cárceles de ahora con televisión en cada celda, instalaciones deportiva que ya quisieran centros de educación, y muchas más comodidades.

Una cosa que me chirría de la historia es la suerte que siempre tiene el protagonista, siendo un auténtico yonki, comete poquísimos errores, y no le pasan a penas desgracias. Yo mismo soy hijo de los ochenta, y me críe en un barrio de mala fama en el sur de Madrid, he visto muchos yonkis en mi infancia y adolescencia, y puedo asegurar que no eran capaces de realizar las aventuras que se relatan en este libro.

El libro es entretenido por momentos, pero termina haciéndose largo, ya que es repetitivo en cuanto a las entradas y salidas del “maco”, atracos y atracos, y excesos con las drogas. Un par de homicidios confesados, imagino que es la parte novelizada, porque no estoy seguro que eso hubiera todavia prescrito.

En la actualidad el protagonista ha dejado las drogas duras, por lo que pude investigar. Se mueve en redes sociales con cierto éxito, incluso ha hecho sus pinitos como actor secundario.

No hubiera perdido gran cosa si no la hubiera leído, pero no me hizo ningún mal hacerlo, incluso descubrí un par de cosas curiosas. No la recomendaría encarecidamente, pero tampoco puedo decir que no se te ocurra leerla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s