Archivo de la etiqueta: Mountain Bike

Crónica Ducross San Sebastián de los Reyes 2014

Una semana muy dura, metiendo muchos kilómetros de carrera, de bici y de piscina, el día anterior madrugando para trabajar y acostándome tarde para “alternar”, con mala alimentación (pedazo de pizza para el cuerpo) y algunas cervezas, me hicieron levantarme realmente cansado y con pesadez de piernas, por no especificar ciertos ratos obligados en el excusable. No auguraba un gran día en este nuevo duatlon en que me había metido. Pero una vez en el “fregao” no te puedes echar atrás, montar bici en el coche, coger todo (al menos esos creía) y dirección a San Sebastian de los Reyes con el tiempo un poco pillado, como siempre. Casi llegando me doy cuenta de que me he dejado el reloj/pulsómetro/maquinadeltiempo enganchado al “condensador de fluzo” (vamos cargando) y me pillo un cabreo enorme, es como sumar malas sensaciones. Pero ahí estaba la salvadora que resignadamente y sin un solo gesto de queja, me dejo en las cercanías de la prueba, se volvió a casa y llego a tiempo para darme el reloj antes de empezar, YEAAAAHHH!!!

Cogido el dorsal, y preparado todo par dejarlo en el box, me encontré con mi compañero de aventura, esta vez me costo poco engañar a alguien porque este se apunta a un bombardeo. Y poquito después llego mi salvadora con el reloj y empezó su labor de fotógrafa oficial del ApagaTuTele Team.
Con el tiempo justo para colocarnos en la salida, un poco retrasados como siempre, pero lo de llegar de los últimos y ponerte delante a base de empujones no es lo mío, pero esta claro que en las carreras populares hay mucho espécimen que le da igual pisarte el cuello para ganar unos valiosos 2 segundos que en vez de dejarle en la posición 327 lo hará en la 328, en fin si no vienes educado de casa no voy a ser yo el que me encargue de ello.

Como no me encontraba fino mi táctica era engancharme a mi compañero que va muy bien corriendo e intentar no perderle al menos hasta la mitad del tramo de carrera (en teoría 5km), y después sobrevivir. Comienza la carrera y cambia el chip, me encuentro bien, vamos corriendo a buen ritmo, Jesús me dice, vamos un poco fuerte, pero como decía Steve Prefontaine “El mejor ritmo es un ritmo suicida, y hoy es un buen día para morir”. Por lo que seguimos dándole quedando un ritmo de 4:29 en los finalmente excasos 4´20km del primer tramo de carrera. Y sin separarnos, yendo a la par todo el tiempo y entrando en el box juntos.


Mi querida Cannondale esperando mi llegada y pensando “espero que no se lie este en la transición como siempre”

Y quedo una buena transición, en 1:05, bajando un minuto la ultima prueba, y eso que se me desato el casco y tuve que volver a atarlo. Paso por detrás de Jesús que esta apunto de salir también y tiramos juntos con la bici, y a nada de salir escucho una caída tras de mi en el asfalto, se ha dado un guarrazo leve, le pregunto que tal y dice que tire, que todo bien. Es la última vez que le veo. Cojo el camino de tierra y comenzamos con la primera y casi única subida fuerte del recorrido, como voy bien de fuerzas no plantea ningún problema, los problemas vienen un poco más adelante. Menuda bajada infernal, que agrava el intenso tráfico de participantes al ser un recorrido corto. Lo salvo con más miedo que vergüenza, viendo algunas caídas fuertes, pero en principio sin gravedad (pregunto a todo el mundo) y por fin llega algo de llaneo, que hago a buen ritmo, me extraña que Jesús no me coja, espero que no volviera a caer. Pequeñas pendientes entrelazadas con llaneo, otra buena baja, esta más llevadera un pequeño riachuelo en el que casi me caigo por un frenazo de una participante que no le apetecía mojarse, subida hacía zona de boxes y primera vuelta completada, ahora pensando en que me toca volver a pasar por la zona de bajada chunga otra vez. La primera subida se nota un poco el cansancio pero se supera bien, y una vez de nuevo en la bajada se toman las precauciones posibles, pero en una hilera de camino se queda atascado un participante, freno, freno y consigo frenar pero no sale una de las calas del pie y me voy al suelo casi en parado, por suerte otro participante hace malabarismos para no pasarme por encima y enseguida me levanto sin un rasguño. No se puede decir lo mismo de algunos compañeros que si se han dado buenos golpes, y están esperando en el suelo asistencia, llegando un coche de la Guarda Civil a echarles una mano y una ambulancia poco despues.


Solitario el box mientras todos estamos con las bicis.

Pasado este tramo. bebo un poco creo que por primera vez y me engancho a una participante con el dorsal 85 que iba con unas ganas tremendas, sufriendo pero firme, y que a partir de ese momento se convierte en mi liebre oficial. Dándole un pequeño relevo y volviendo en la bajada a ponerse por delante. En esta bajada me encontré a otro “valiente” incívico que me parece genial que no aprecie su integridad física pero que no se meta con la de los demás, y eso que era bastante talludito el amigo. Cuando pasamos de nuevo el riachuelo y encaramos la última subida hacia el box le paso sin problemas ya que va axfisiado y y le digo “Ahora no vas tan rápido socio…”, en fin lo que dijimos antes, no les vamos a educar si no lo hicieron sus padres en su día.
Llegada a la segunda y última transición, que solvento en menos de un minuto, y eso que se me cae la bici del soporte y tengo que
recolocarla. Y a correr de nuevo.

Empiezo con los gemelos a la altura del culo, lo cual manifiesto en voz alta, el dorsal 316 me aconseja dar zancadas más largas, le hago caso y todo vuelve a funcionar, cojo ritmo y hago unos buenos tiempos en esos dos kilómetros que nos quedaban. Paso a mucha gente en este tramo, me encuentro fuerte, al final se me queda corta la carrera. Me encuentro mejor que al inicio. El entrenamiento da sus frutos.

Y llegada a meta eufórico, con mi mejor tiempo en mi tercer duatlon cross, dando saltos en la entrada, parando mi Gramin en 1:20:11 y con un tiempo oficial de 1:20:25. Sobre todo con muy buenas sensaciones y sin la más mínima molestia, con las malas sensaciones que empezó la mañana totalmente olvidadas. Espero al 316 y a la 85 para abrazarles y darles las gracias, menudos dos campeones.
Pregunto por Jesús y no se sabe nada de el, así que doy la vuelta algo preocupado a esperarle, no me hace esperar ni cinco minutos, viene magullado por todos lados pero con una buena sonrisa, para el crono en algo más de 1:25.

Voy a su encuentro y tiene sangre y moratones por todos lados, como me temía volvió a caer en la rampa del infierno y se golpeo por todos lados, nada grave pero si va andar dolorido unos días. Nos acercamos a una ambulancia que acaba de llegar para limpiarle y curarle un poco las heridas y hacemos cola, ya que había varios compañeros con los mismos problemas. Los de la ambulancia nos dicen que la organización no había solicitado la presencia de sanitarios, gran error en una prueba de 600 participantes con esa bajada de por medio. No quedaran marcas de guerra y si el orgullo de terminar, yo con un tiempo que me sorprendió gratamente y con buenas sensaciones, mejoras en la carrera y en las transiciones (los cordones elásticos son un inventazo); Jesús después de 2 caídas una de ellas fuerte, creo que podemos estar contentos. Los caminos de San Sebastian se quedaron pedacitos de nosotros para siempre.

Mis tiempos finalmente fueron los siguientes:
1º Run 18:52 a 4:29 el kilómetro
Transición 1 1:05
Bike 49:54
Transición 2 0:51
2º Run 9:30 a 4:40 el kilómetro.

Editamos con los tiempos oficiales, hay que tener en cuenta que no tienen tiempo de transición. (Me quedo con la exactitud de mi Garmin Forerunner 910XT.)


Gracias a mi valiosísima manager/assistance/fotógrafa/salvadora, por aguantarme y pegarse la paliza de ir a por el reloj y por estar ahí siempre. A los dorsales 85 Marta Santacreu y 316 Rafael Escalera, que sin conocernos de nada me ayudaron más de lo que imaginan, no se si llegaran a leer esta crónica pero GRACIAS. A mi compañero de batalla en esta ocasión y que en las tres próximas que esperan por delante también estará allí.

La semana que viene había un par de pruebas interesantes pero voy a pasar de ellas, en dos semanas la siguiente, ahora toca asfalto corriendo, Media Maratón de Madrid el día 6 de Marzo. Y poco mas de un mes para lo gordo!!! Seguimos con #HighwayToMyDream.

“Todavía no he llegado, peor estoy un poco más cerca.”

Crónica Ducross Morata de Tajuña 2014

Después de varios meses sin colgarse un dorsal, tocaba probar suerte nuevamente en la modalidad de duatlon cross en la localidad madrileña de Morata de Tajuña (conocida por sus palmeritas de chocolate). Con el objetivo de mejorar el tiempo (01:49:22) del último realizado en noviembre del año anterior en Alcalá de Henares, lo cual con la cantidad de calamidades que se sufrieron no debía ser muy complicado.

Y de esta guisa nos colocamos en Morata, donde por fin iba a poder correr con mi querida Cannondale que tantos sustos me da, pero es tan bonita que se le perdona todo.
El recorrido total que se nos presentaba venia de la siguiente manera, primer tramo de carrera a pie 5´5km, pasando a la bici con 18km y un tramo final de carrera a pie de 2km.

La carrera a pie la tenia planteada de una manera rápida, pero si bien no fuí lento al principio, la larga cuesta con la que se empezaba no daba para frivolidades. Como podéis ver en la foto había varios “mapachitos” animando por el recorrido urbano de la carrera a pie.
Después de pasar por un tramo de subida del bosque nos encontramos que para volver a bajar al pueblo había que volver por la carretera principal, la cual… NO ESTABA CORTADA AL TRAFICO!!!, por suerte los pocos coches que pasaban o esperaban o iban muy despacio. Otro error del recorrido fue un cruce de corredores de ida y vuelta en el cual nos teníamos que esquivar.
Cuando corría el kilómetro tres y pico hubo una subida muy seria que me mato bastante y porque no decirlo me asusto, ya que con tan pocos metros corridos no me podía dar un bajón, cada vez que me pasa esto me viene a la cabeza el 27 de abril y la maratón que me espera y se me caen los palos del sombrajo, pero te pones el machete en los dientes y listo.
Solventada la carrera en unos 27 minutos (27:13), algo más de lo que esperaba, llegaba la transición, la cual si bien no estuvo perfecta si que se sobrellevo, realizandola en poco más de dos minutos (2:08), mejorando en mucho la anterior prueba. Y empezamos el tramo en bici.

Nos introducimos en el bosque y enseguida empieza la subida, no tenia mucho desnivel la prueba, pero el inicio si fue duro con 2,5km de subida constante con algunos tramos muy serios, como uno donde se formo un pequeño tapón y no quedaba más remedio que echar el pie a tierra, lo cual quizá vino bien para mi ego, ya que no estoy muy seguro si estando el camino libre hubiera podido subir un par de rampas, en otra ocasión iré hacer la ruta por curiosidad.
Luego nos encontramos con un tramo llano de unos 14 kilómetros, con pequeños repechos, pero nada muy duro, en donde se podíamos coger ritmo y donde ya comencé por fin a tener buenas sensaciones y adelantar a algunos compañeros de carrera. Los paisajes no eran gran cosa, pero la pista era buena, así que a dar pedales, hasta llegar a cerrar el circulo y volver a bajar por donde habíamos subido, con un par de rampas cortas técnicas y de vuelta al box, terminando el tramo en 55:46, también unos minutos más de lo esperado.

Transición algo más rápida (1:54) y a correr otro poquito, primer kilómetro muy fácil de bajada y a continuación algo más petado con el cansancio encima y todo de subida, pero ya estaba en la meta en 1:36:52 oficiales, mejorando Alcalá en unos 15 minutos. Los tiempos oficiales por etapa aquí abajo, sin tener en cuenta las transiciones, pero gracias a el pedazo de Garmin Forerunner 910XT queda todo bien captado (1:36:42).

Al final de la carrera un buen avituallamiento, y foto con el Sr. Talero al que no olí en toda la prueba ya que fue como una centella.


EL gran error del día por mi parte fue no traer ropa de corto, ya que hizo un sol muy serio y pase bastante calor, no vino mal en tramos de bici donde pegaba un aire bastante serio, pero si me lastro en varios momentos.
Y por supuesto como no podía ser de otra manera fuimos a por las famosas palmeras, obligada degustación si vienes por esta localidad.

Próxima parada San Sebastian de los Reyes el 23 de marzo, allí estaremos a intentar seguir mejorando. Entre medias se cuela fijo una carrera de 10km en Paracuellos de Jarama. Seguimos en camino para #HighwayToMyDream.

Gracias a la fotógrafa/manager/assistance que aguanta los madrugones, aunque luego disfruta más que nadie. Al amigo Talero que nos veremos en otra dentro de nada. Y a todos lso que os acordáis de preguntar que tal a ido.

Apuesta por 27,5″ sobre 29″ en MTB

Estaba pensando en que mi próxima MTB seria una 29″ pero cada vez veo más estudios que me convencen de lo contrario. La marca GIANT que un principio aposto por la 29″ parece hacer un cambio de estrategia y pone toda su gama 2014 en 27,5″, los argumentos son los siguientes:

1. Peso

Comparando el peso de bicicletas con diferente medida de rueda pero el mismo equipamiento y comprobaréis que la diferencia es sustancial. Como es de esperar, las de rueda de 26″ son las más ligeras, un poco más que las 27,5″ y mucho más que las 29er, que es la medida en la que el peso se dispara más (hasta 900 gramos entre una 27,5″ y una 29er). Cada gramo que ahorramos nos ayuda a ir más rápido.

El peso medio de una rueda de 27,5″ (rueda, neumático y cámara) es sólo un 5% más pesado que un modelo 26″ con los mismos componentes. Pero ese peso es un 12% mayor en una rueda de 29er, además de comprobarse que el aumento del diámetro de la rueda hace crecer el peso de la misma exponencialmente en el caso de la 29er para lograr mantener una buena rigidez. Con ello se pierde aceleración y capacidad de ascensión.

2. Mayor eficiencia

Un mayor diámetro de la rueda reduce el ángulo de ataque a los obstáculos. Eso es algo bueno. Un rueda 29er pasa sobre un obstáculo de 6 centímetros de forma un 14% más eficiente que una 26″. En comparación con la 27,5″, ésta pasa un 9,8% mejor que una 26″ sobre el mismo obstáculo.

Otra forma de analizar el ángulo de ataque es el grado de impacto. De nuevo en esta comparativa las 29er es la mejor, pero con una diferencia muy leve sobre las 27,5″ (sólo 2º, frente a los 6º de mejora sobre una 26″).

El beneficio más importante de la 27,5″; sobre la 29er es la aceleración. Es la sensación de facilidad a la hora de aumentar la velocidad cuando pedaleamos. No está solo afectada por el peso estático que hay que mover, sino por la distribución de ese peso en la rueda. Cuanto más lejos está el peso del centro de la rueda más difícil nos será acelerar. De esta forma, una rueda 29er que pese lo mismo y tenga una construcción similar que unas 26″; acelerará mucho peor a pesar de que sean iguales en peso. La clave para mejorar la aceleración es aligerar los componentes que ocupan los extremos de la rueda (llanta, cabecillas de radios, neumático). Como se ve en el siguiente gráfico la 27,5″; es sólo un 1,5% más lenta de acelerar que una 26″;, pero en cambio la 29er lo es un 3,6%.

3. Mejor control

Cuanto mayor es el diámetro de la rueda mayor superficie de contacto con el suelo tiene. Y cuanta mayor superficie de contacto mejor tracción, lo que ayuda a mejorar la aceleración, frenada y paso por curva. Como se puede ver, la 27,5″ tiene una superficie de contacto muy similar a las 29er.

La rigidez del cuadro es otro punto clave y que queda muy condicionado por el diámetro de la rueda. Para albergar ruedas más grandes el cuadro debe ser más grande. Un cuadro de talla mediana de 29er con una construcción similar a otro de 26″; o 27,5″; es menos rígido a nivel de caja de pedalier y dirección. Ello perjudica a la hora de pedalear y tomar curvas.

Por último la geometría también queda condicionada puesto que es más difícil compensar el gran tamaño de una rueda 29er, especialmente en los cuadros de talla pequeña. A medida que la talla se reduce, la dirección queda irremediablemente más alta en relación al sillín. En 27,5″; y 26″; este problema es mucho menor.

Raid ECOAVENTURA Castilla la Mancha

Nos hacemos eco del proyecto de nuestros amigos del Club Deportivo Elemental Ecoaventura, los cuales nos tienen preparado para el mes de octubre el “1º RAID ECOAVENDURA de Castilla la Mancha”.

Una interesantísima carrera con tres disciplinas, iniciando un recorrido de trail runnig de aproximadamente 13km, continuando por una bajada de piragua de 2km y un circuito de BTT de 27km para un total de 42km aproximadamente.

Estas pruebas se podrán realizar tanto individualmente (IRONMAN) como por equipos (RELEVOS).

A tener en cuenta que la carrera la organizan auténticos apasionados del deporte y la naturaleza por lo que el recorrido escogido es de una exquisited admirable, con el escenario inmejorable de la Hoz del Júcar, tomando como base Alcalá del Júcar.

Toda la información ampliada y detallada la podéis encontrar en www.raidecoaventura.com

Destacar especialmente el carácter solidario de la carrera con el apoyo que se le brinda a la asociación AMAC (Asociación de mujeres afectadas de cáncer de mama y ginecológico de Albacete). Mas información y colaboración en www.mujerescontraelcancer.com

Todo nuestro apoyo, esperamos que todo salga al menos tan bien como pinta.