Archivo de la etiqueta: Sureste Asiático

100 Lugares que ver antes de morir. 15 Angkor – Camboya

Angkor es una región de Camboya que alojó las sucesivas capitales del Imperio jemer durante su época de esplendor. Sólo recientemente esta área ha sido recuperada de la selva, con la excepción de su templo más importante, el templo de Angkor Wat, que aunque dedicado originalmente al dios hindú Vishnú, nunca llegó a abandonarse, siendo mantenido desde hace siglos por monjes budistas. Sus monumentos y templos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1992.

Angkor Wat, es el templo más grande y también el mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor. Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida, y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.

El denominado Imperio Angkoriano dominó el sureste asiático, desde el Mar de China hasta el Golfo de Bengala, entre los siglos IX y XV de nuestra era. Sus monumentos y templos se encuentran cerca de la actual Ciudad de Siem Riep, Provincia de Siem Riep, en Camboya.
Angkor está constituida por decenas de templos y “ciudades satélites”, así como por las instalaciones hidrológicas indispensables para la agricultura y para satisfacer las necesidades alimentarias de la población Khmer.

Durante muchos años, los arqueólogos se han preguntado cómo es posible que una ciudad con un tamaño similar al área metropolitana de Nueva York y que llegó a albergar a cerca de un millón de habitantes acabase convertida en ruinas y engullida por la selva.

Según numerosos historiadores, el esplendor del Imperio jemer se asentó sobre su dominio del agua. Originalmente la llanura de Angkor estaba ocupada por espesas junglas que se inundaban tras las lluvias monzónicas. Los jemeres construyeron una extensa red de canales y embalses para gestionar toda esta agua, de forma que podían evitar las inundaciones a la vez que abastecían enormes extensiones dedicadas al cultivo de arroz y acumulaban reservas hídricas para la estación seca.

La leyenda de la fundación de Angkor Vat parte de la historia de Preah Ket Melea, hijo del rey del estrato celeste y de una simple mortal: las divinidades declaran que les molesta el olor a hombre de Preah Ket Melea y piden al rey que lo haga descender al estrato de los humanos. El rey se ve obligado a someterse. Propone a su hijo que elija un edificio del estrato divino a fin de construir una réplica del mismo en la Tierra con ayuda de Preah Visnukar, el arquitecto celeste, que la población sigue invocando hoy antes de proceder a una edificación. Modesto, Preah Ket Melea escoge el establo. Se suelta un buey en la llanura de Angkor y el lugar en que se echa es designado para erigir el templo de Angkor Vat.

Todos los anteriores 100 Lugares:

1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá
9.Las Grutas de Postojna
10.Parque y Cascadas de Plitvice
11.Los monasterios de Meteora
12.Terrazas de Arroz de Banaue, Batad y Bangaan
13.La Calzada del Gigante
14.Bahía de Ha-Long

100 Lugares que ver antes de morir. 14 Bahía de Ha-Long

DEDICADA A KIKE Y ANA PARA QUE RECUERDEN SU VIAJE DE BODAS

La Bahía de Halong, conocida como la bahía de los descencientes del dragón. El mágico lugar de Vietnam donde belleza, naturaleza, leyenda y magia se unen para formar un increible paisaje de islotes kársticos. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1994.

Es una extensión de agua de aproximadamente 1500 kilómetros cuadrados situada al norte de Vietnam. Se extiende a lo largo de un costa de 120 kilómetros y destaca por la presencia en su interior de elementos kársticos e islas de varios tamaños y formas. La piedra caliza en esta bahía ha ido a través de 500 millones de años de formación en diferentes condiciones y ambientes. La evolución del karst en esta bahía ha tenido 20 millones años bajo el impacto del clima húmedo tropical. La geodiversidad del medio ambiente en la zona se ha creado la biodiversidad, incluyendo un biosistema tropical siempre verde, oceánica y orilla biosistema. Ha Long Bay es el hogar de 14 especies de flora endémica y 60 especies de fauna endémica.

Durante el viaje por la bahía de Halong, es imprescindible visitar muchas de las cuevas que se han formado en los inmensos islotes de Halong. Las cuevas más famosas son Hang Sung Sot (cueva del Aturdimiento), Hang Dau Go (cueva de la Madera Escondida), Hang Thieng Cung (gruta del Palacio Celestial), Hang Bo Nau (cueva Pelícano), Dong Tam Cung (cueva de los tres Palacios) y Hang Trong (cueva Tambor).

La masificación del turismo y los poblados de pescadores han dejado algunas zonas con mucha contaminación, y es difícil no encontrar a muchos barcos de turistas navegando por la bahía.

La bahía de los descendientes del dragón (Halong Bay) se conoce así por la leyenda que rodea a esta zona, o mejor dicho, al orígen de esta zona. La leyenda de la bahía de Halong dice que durante los tiempos del Emperador de Vietnam, el invasor chino quería apropiarse de las tierras del imperio Vietnamita, el Emperador de Jade pidió ayuda a una familia de dragones. Estos dragones escupían joyas y jade. Las joyas se convirtieron en las islas e islotes de la bahía, uniéndose para formar una gran muralla frente a los invasores, y de ese modo lograron hundir los navíos enemigos. Una vez terminada la batalla, y contemplando la belleza del lugar, los dragones y sus descendientes decidieron quedarse allí.

Según otras versiones, las joyas eran perlas y la bahía fue creada cuando el dragón se lanzó al mar; al caer agitó la cola y ésta golpeó la tierra ocasionando profundos valles y grietas que acto seguido inundó el mar.

Los anteriores lugares en:
1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá
9.Las Grutas de Postojna
10.Parque y Cascadas de Plitvice
11.Los monasterios de Meteora
12. Terrazas de Arroz de Banaue, Batad y Bangaan
13. La Calzada del Gigante

100 Lugares que ver antes de morir. 12 Terrazas de Arroz de Banaue, Batad y Bangaan – Filipinas

En el norte de Filipinas, en la provincia de Ifugao, se encuentran las interminables terrazas de arroz, entre las que destacan las que hoy nos traen aquí Banaue, Batad y Bangaan.

Estos arrozales en terrazas tienen cerca de 2000 años de antigüedad. Se cree que fueron construidos por la tribu indígena de los ifugao . Estas terrazas se encuentran a 1500 metros sobre el nivel del mar y ocupan una superficie de más de 10 mil kilómetros cuadrados. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995 y en peligro en 2001, declaración que continua aun hoy vigente.

Estamos ante un entramado de manantiales que canalizan el agua de la selvas subtropicales,creando un sistema de riego perfecto. A menudo son dañadas por terremotos y tifones, por lo que necesitan de un mantenimiento muy cuidadoso. Estos curiosos arrozales son además filtros naturales que abastecen de agua potable a los habitantes de los valles, originando un sistema eficientemente natural en el que las personas y los recursos interactúan de una manera sostenible.

Los arrozales son una ingeniería compleja y rudimentaria a la vez, las canalizaciones de agua están hechas con arcilla y bambú y se aprovecha el desnivel natural para inundar una terraza tras otra por mero rebose forzado a través de unos aliviaderos. Simple y complejo a la vez, un auténtico alarde de la capacidad humana con los conocimientos y herramientas de hace 20 siglos.

Para visitar las terrazas de arroz de Banaue y Batad, hay que tomar un autobús nocturno de Manila a Banaue. Aunque barato, la parada esta en un barrio de Manila poco accesible. Se toman desde Sampaloc Bus Terminal, en Lacson Avenue. La única compañía que opera hasta Banaue es Ohayami. Todos los viajeros inciden en el frío que se pasa en estos autobuses así que no olvidéis una rebequita.
Sus habitantes, descendientes de los ifugao, conservan todavía la mirada perdida característica de esta comunidad en parte gracias al nga nga, un estimulante creado a partir de las hojas y los frutos de la palma que mastican una y otra vez.

Aquí va la leyenda forjada durante el avance imparable del Ejército Imperial japonés durante la II Guerra Mundial por el Sudeste Asiático.
La victorias niponas se suceden y El general japonés Tomoyuki Yamashita gana en esos días el apodo de “El tigre de Malasia”.
El general japonés se lleva a Filipinas lo saqueado en doce naciones en Asia oriental y suroriental. Lingotes de oro, obras de arte, piedras preciosas, antigüedades chinas de valor incalculable… todo lo que la imaginación popular ha podido vislumbrar.
Se dice que Yamashita decide esconderlo cuando el avance del contingente aliado al mando del general Douglas MacArthur por Filipinas se hace imparable y no es seguro sacarlo por mar del país.
“El tigre de Malasia” se rinde oficialmente a los aliados el 3 de septiembre de 1945 en la residencia del embajador estadounidense para Filipinas en Campo John Hay, según recogen los historiadores.
El filipino Domingo Pahigon, un miembro de la tribu ifugao, quien a sus 90 años de edad se presenta como el último testigo vivo de aquél día histórico, asegura que presenció la entrega de Yamashita a los estadounidenses.
“Le vi intercambiar saludos con los oficiales americanos”, afirma Pahigon sobre un acto ocurrido en Sitio Longa, en la cordillera central de la isla de Luzon, según publica hoy por el diario “Philippine Daily Inquirer”.
Condenado a la pena capital por crímenes de guerra en un tribunal militar, Yamashita es colgado hasta la muerte en Los Baños, provincia de Laguna, vecina a Madrid, el 23 de febrero de 1946.
Algunos creen que se llevó a la muerte el secreto, otros defienden que los estadounidenses le torturaron para que revelara la localización del tesoro.
Lo cierto es que desde hace sesenta años buscadores de fortunas de todo el mundo pasan por Filipinas para tentar a la suerte.
En 1970, el cazador de tesoros Rogelio Roxas afirmó que había encontrado un buda de oro sólido de tres pies de alzada en Baguio, la llamada “capital veraniega” de Filipinas, donde Yamashita se refugió tras perder Manila.
En noviembre de 2002, una persona murió y otras cuatro resultaron heridas en las cercanías de Córdoba, en la isla de Cebú (sur), cuando excavaban un túnel en busca del legendario potosí.
Un año más tarde, un grupo de personas desenterró 67 tumbas de un cementerio japonés en la ciudad de Davao, en Mindanao (sur).
Hoy en día, en los foros de contactos de internet se puede encontrar, si se busca, quien está dispuesto a vender un mapa “genuino” del tesoro de Yamashita.

Puedes visitar las anteriores entradas de 100 Lugares en:
1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá
9.Las Grutas de Postojna
10.Parque y Cascadas de Plitvice
11.Los monasterios de Meteora