Archivo de la etiqueta: Viajes

100 Lugares que ver antes de morir. 13 La Calzada del Gigante – Irlanda

La Calzada del Gigante, en inglés “Giant’s Causeway”, es un área que contiene unas 40.000 columnas de basalto provenientes del enfriamiento relativamente rápido de la lava en un cráter o caldera volcánica que ocurrió hace unos 60 millones de años. Se encuentra en la costa nororiental de Irlanda, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

El descubrimiento de este lugar fue en 1963, lo que más sorprende es que durante tantos años debido al aislamiento de la Costa de Antrim este lugar permaneciese en el anonimato.
La visita a la Calzada del Gigante puede durar aproximadamente dos o tres horas. El recinto puede visitarse por la orilla o parte baja, donde se encuentra la calzada del gigante, pero también se puede visitar por la parte alta de los acantilados

El Centro para Visitantes de la Calzada del Gigante ha sido elegido Mejor Visita Guiada en Irlanda y está abierto todo el año (incluyendo el día de Navidad y el Día de Año Nuevo). Está situado a 1 km aproximadamente de la Calzada, y ofrece servicio de autobús hasta las piedras. Ofrece presentaciones audiovisuales que narran la leyenda y los mitos de la zona, junto con la realidad geológica de la zona. Si prefieres contemplar el paisaje a tu ritmo, también puedes optar por ir andando hasta la atracción principal. La Calzada puede visitarse en cualquier momento, aunque su belleza queda resaltada al amanecer y al atardecer, cuando la envuelve la bruma.

Cuenta una antigua leyenda celta que hace mucho tiempo, un gigante Irlandés llamado Finn MacCool deambulaba por la costa norte, desde donde podía ver Escocia a través del estrecho mar de Moyle. Un gigante escocés, Benandonner, era el mayor rival de Finn, y desafiaba su fuerza y su reputación. Como los dos gigantes nunca se habían conocido, Finn decidió invitar a Benandonner a Irlanda, para comenzar una batalla decisiva. No había barco lo suficientemente grande que pudiera transportar al gigante, por lo que Finn construyó una calzada de enormes piedras a través del agua para que el gigante escocés pudiera viajar sobre terreno seco; así no tendría excusas para evitar la confrontación.
Pero, mientras Finn se acercaba, se dio cuenta de que su rival era mucho más grande de lo que se pensaba. Regresó a su hogar cerca de las colinas y, como cualquier hombre inteligente, le pidió consejo a su mujer. Oonagh, una mujer muy práctica, disfrazó a Finn de bebé, con su babero y su camisón. Le puso en una enorme y tosa cuna, diciéndole que se estuviera quieto y fingiera estar dormido, mientras la enorme sombra de Beanandonner aparecía por la puerta.
Oonagh invitó al gigante escocés a tomar el té, rogándole que no despertara al hijo de Finn. Viendo el enorme bebé que había en la cuna, Bennandonner se asustó, diciendo que si ese era el hijo, prefería no conocer al padre. Regresó a Escocia, destrozando la calzada tras él, aterrado por la idea de que el terrible Finn pudiera seguirle a casa.
Esta es la leyenda de La Calzada de los Gigantes. Aquellos que son escépticos van a ver el mar abierto, con Escocia de fondo, y una gran cantidad de columnas rotas de la Calzada, que muestran la prisa que tuvo el gigante al destrozarla.

Puedes visitar todos los artículos publicados hasta el momento aquí:

1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá
9.Las Grutas de Postojna
10.Parque y Cascadas de Plitvice
11.Los monasterios de Meteora
12.Terrazas de Arroz de Banaue, Batad y Bangaan

100 Lugares que ver antes de morir. 12 Terrazas de Arroz de Banaue, Batad y Bangaan – Filipinas

En el norte de Filipinas, en la provincia de Ifugao, se encuentran las interminables terrazas de arroz, entre las que destacan las que hoy nos traen aquí Banaue, Batad y Bangaan.

Estos arrozales en terrazas tienen cerca de 2000 años de antigüedad. Se cree que fueron construidos por la tribu indígena de los ifugao . Estas terrazas se encuentran a 1500 metros sobre el nivel del mar y ocupan una superficie de más de 10 mil kilómetros cuadrados. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995 y en peligro en 2001, declaración que continua aun hoy vigente.

Estamos ante un entramado de manantiales que canalizan el agua de la selvas subtropicales,creando un sistema de riego perfecto. A menudo son dañadas por terremotos y tifones, por lo que necesitan de un mantenimiento muy cuidadoso. Estos curiosos arrozales son además filtros naturales que abastecen de agua potable a los habitantes de los valles, originando un sistema eficientemente natural en el que las personas y los recursos interactúan de una manera sostenible.

Los arrozales son una ingeniería compleja y rudimentaria a la vez, las canalizaciones de agua están hechas con arcilla y bambú y se aprovecha el desnivel natural para inundar una terraza tras otra por mero rebose forzado a través de unos aliviaderos. Simple y complejo a la vez, un auténtico alarde de la capacidad humana con los conocimientos y herramientas de hace 20 siglos.

Para visitar las terrazas de arroz de Banaue y Batad, hay que tomar un autobús nocturno de Manila a Banaue. Aunque barato, la parada esta en un barrio de Manila poco accesible. Se toman desde Sampaloc Bus Terminal, en Lacson Avenue. La única compañía que opera hasta Banaue es Ohayami. Todos los viajeros inciden en el frío que se pasa en estos autobuses así que no olvidéis una rebequita.
Sus habitantes, descendientes de los ifugao, conservan todavía la mirada perdida característica de esta comunidad en parte gracias al nga nga, un estimulante creado a partir de las hojas y los frutos de la palma que mastican una y otra vez.

Aquí va la leyenda forjada durante el avance imparable del Ejército Imperial japonés durante la II Guerra Mundial por el Sudeste Asiático.
La victorias niponas se suceden y El general japonés Tomoyuki Yamashita gana en esos días el apodo de «El tigre de Malasia».
El general japonés se lleva a Filipinas lo saqueado en doce naciones en Asia oriental y suroriental. Lingotes de oro, obras de arte, piedras preciosas, antigüedades chinas de valor incalculable… todo lo que la imaginación popular ha podido vislumbrar.
Se dice que Yamashita decide esconderlo cuando el avance del contingente aliado al mando del general Douglas MacArthur por Filipinas se hace imparable y no es seguro sacarlo por mar del país.
«El tigre de Malasia» se rinde oficialmente a los aliados el 3 de septiembre de 1945 en la residencia del embajador estadounidense para Filipinas en Campo John Hay, según recogen los historiadores.
El filipino Domingo Pahigon, un miembro de la tribu ifugao, quien a sus 90 años de edad se presenta como el último testigo vivo de aquél día histórico, asegura que presenció la entrega de Yamashita a los estadounidenses.
«Le vi intercambiar saludos con los oficiales americanos», afirma Pahigon sobre un acto ocurrido en Sitio Longa, en la cordillera central de la isla de Luzon, según publica hoy por el diario «Philippine Daily Inquirer».
Condenado a la pena capital por crímenes de guerra en un tribunal militar, Yamashita es colgado hasta la muerte en Los Baños, provincia de Laguna, vecina a Madrid, el 23 de febrero de 1946.
Algunos creen que se llevó a la muerte el secreto, otros defienden que los estadounidenses le torturaron para que revelara la localización del tesoro.
Lo cierto es que desde hace sesenta años buscadores de fortunas de todo el mundo pasan por Filipinas para tentar a la suerte.
En 1970, el cazador de tesoros Rogelio Roxas afirmó que había encontrado un buda de oro sólido de tres pies de alzada en Baguio, la llamada «capital veraniega» de Filipinas, donde Yamashita se refugió tras perder Manila.
En noviembre de 2002, una persona murió y otras cuatro resultaron heridas en las cercanías de Córdoba, en la isla de Cebú (sur), cuando excavaban un túnel en busca del legendario potosí.
Un año más tarde, un grupo de personas desenterró 67 tumbas de un cementerio japonés en la ciudad de Davao, en Mindanao (sur).
Hoy en día, en los foros de contactos de internet se puede encontrar, si se busca, quien está dispuesto a vender un mapa «genuino» del tesoro de Yamashita.

Puedes visitar las anteriores entradas de 100 Lugares en:
1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá
9.Las Grutas de Postojna
10.Parque y Cascadas de Plitvice
11.Los monasterios de Meteora

100 Lugares que ver antes de morir. 11 Los monasterios de Meteora

Meteora se encuentra en el corazón de Grecia, a 320 km de Atenas, en la región de Tesalia, en las proximidades de ciudad de Kalambaka.

Los monsterios se encuentran encaramados en inaccesibles cimas rocosas que se levantan a 300 metros sobre el valle del Peneo. Los picos y los acantilados de este paisaje sobrenatural fueron creados por la acción del mar, que sumergió estas llanuras hace 30 millones de años.

Meteora significa, literalmente, “en el aire”, de ahí que se les conozca en castellano como Monasterios suspendidos del cielo, Monasterios suspendidos en el aire o Monasterios arriba del cielo. Hay más de 60 cumbres. La comunidad religiosa más antigua data del siglo X y en el XVI había 24 monasterios y ermitas. De estos sobreviven cuatro como piezas de museo, mientras que otros dos funcionan como centros religiosos, con varios monjes que habitan en ellos, para un total de seis.

Estos son los siguientes:
Monasterio de San Nicolás: Es el primero en encontrarse en el trayecto desde Kastraki a Meteora. Es una iglesia de forma cuadrada construida a principios del siglo XVI. Fue decorada por el pintor cretense Theophanis Strelitzas o Bathas, en 1527.
Monasterio de San Esteban: Es uno de los monasterios más accesibles, ya que no requiere subir largos tramos de escaleras. Pequeña iglesia rectangular dedicada a San Esteban, fue construida a mediados del siglo XVI y decorada en 1545 aproximadamente.
Monasterio de la Santísima Trinidad: Difícil de alcanzar. El visitante tiene que cruzar el valle y subir hasta lo alto de la roca. Fue construido sobre 1475 y decorado en 1741.

Monasterio de la Transfiguración: Conocido como El Gran Meteoro,es el más grande de los monasterios. La iglesia fue erigida a mediados del siglo XIV y decorada entre 1483 y 1552. El viejo monasterio es usado como museo.
Monasterio Rousanou: Dedicado también a la Transfiguración, aunque rinde homenaje a Santa Bárbara. Fue fundado a mediados del siglo XVI y decorado en 1560.
Monasterio Varlaam: Es el segundo en tamaño, después del Gran Meteoro. La iglesia rinde homenaje a los tres Obispos. Fue construido hacia 1541 y decorado en 1548. El viejo refectorio es usado como museo. En el norte de la Iglesia se puede admirar el parekklesion de los Tres Obispos, construido en 1627 y decorado en 1637.

Hasta 1920, la única manera de llegar hasta los monasterios era mediante escaleras plegables o redes. A partir de esta fecha, los peldaños que conducen a los monasterios han sido labrados sobre la misma roca. Un gran número de los monasterios fueron destruidos o arruinados en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial por las tropas alemanas, porque la resitencia griega se refugió en ellos.

Sintiendolo mucho no hemos encontrado una leyenda en esta ocación más alla de una pequeña referencia de una linea, por lo que no podemos compartirla con vosotros. Si alguien conoce alguna y quisiera compartirla se lo agradeceriamos muchísimo, dejala en los comentarios o al mail offyourtv@gmail.com.

Puedes ver las anteriores Lugares que Visitar antes de Morir en:

1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá
9.Las Grutas de Postojna
10.Parque y Cascadas de Plitvice

100 Lugares que ver antes de morir. 9 Las Grutas de Postojna

Postojna es una ciudad y municipio del suroeste de Eslovenia, en la que se encuentra la maravilla que toca visitar hoy.

La gruta de Postojna es una red de más de 20 km de túneles, galerías y salas ricas en espeleotemas, (denominación formal para lo que comúnmente se conoce como «formaciones de las cavidades». La palabra, procedente del griego ‘depósito de las cavidades’, se refiere generalmente a depósitos minerales secundarios formados en cuevas tras la génesis de éstas.)

Estamos hablando de la gruta turística más visitada de Europa. Aproximadamente la visitan un millón de turistas al año. En sus inicios la visita se realizaba a pie, más tarde se instalo un tren de gasolina y actualmente hay un tren eléctrico que recorre las cuevas.

El habitante más curioso y único de este habitad es el proteo. Es una especie de caudado troglobio presente en ciertas cuevas de Eslovenia, Croacia y Bosnia y Herzegovina. Este extraño representante de la fauna europea es el único miembro del género Proteus y una de las especies de caudados que respira mediante branquias.

También de interés turístico en la ciudad podemos visitar el Castillo Predjama, el cual esta construido dentro de la boca de la cueva. En esloveno jama significa «cueva», por tanto su nombre quiere decir «un castillo en una cueva».

Existe en Eslovenia un impresionante castillo de piedra levantado en la boca de una cueva que, además de desafiar a un precipicio de nada menos que 127 metros, cuenta con una leyenda propia. Estoy hablando del castillo de Predjama y de la leyenda del Barón Erasmus Lueger, dueño de este magnífico castillo en el año 1483.

El Barón Erasmus Lueger era un varón de armas tomar. Más interesado en las hazañas bélicas que en los lances del amor, el Barón vivió un dilema político, puesto que tuvo que elegir entre dos grandes reyes: Matías Corvino, rey de Hungría y el Emperador austríaco Federico III.

A pesar de ser Federico III (el austríaco) quien le regaló el castillo, el Barón apoyó a Matías Corvino (el húngaro) en su ataque a Trieste, lo que evidentemente disgustó al emperador Federico. Y se enemisto con el.

Un día en la Corte, un tal Mariscal Pappenheim comenzó a desacreditar a un caballero amigo del Barón, Andreas Baumkirchener, que había caído en desgracia ante el emperador Federico, y que por estar en esos momentos en la cárcel, no estaba presente para defenderse por sí mismo. Dado que el Barón no era no era precisamente un hombre de sangre fría, y porque en esa época las cosas se solucionaban así, ni corto ni perezoso, el Barón Erasmus Lueger lo mató.

La mala suerte fue que el Mariscal en cuestión era un pariente del Emperador austríaco Federico III, que ya harto de la provocación persistente del Barón, lo sentencio a muerte. Y fue encarcelado.

Mientras estaba encarcelado un amigo trazo un plan de escape y lo llevo acabo, entonces Erasmus huyó junto a sus fieles amigos y se refugió en el castillo de Predjama, el único que no estaba custodiado por los soldados del emperador.

La leyenda cuenta que Erasmus se disfrazaba como un simple campesino y salía por una de las múltiples salidas secretas que tenía el castillo por la gran red de túneles y cuevas, para robar a ricos, terratenientes y nobles, y posteriormente entregar su botín a los más desafortunados. Digamos que fue el Robin Hood Esloveno.

El emperador austríaco Federico III encargo al Señor de Trieste buscarlo en todos los rincones y ejecutar la sentencia que en su momento impuso.

El triestino finalmente lo encontró. Se cuenta por ahí que fue realmente el Barón quién se divertía retándolo, hasta que en uno de los encontronazos, el Señor lo siguió hasta el castillo y comenzó un asedio para dejarlos sin agua y comida hasta que todos sus moradores, incluido el barón, saliesen al exterior desesperados por la falta de alimento.

Pero el tiempo pasaba y pasaba, y ahí nadie se rendía. Nadie salía pidiendo ayuda. Nadie ondeaba la bandera blanca. Cuantos más meses transcurrían, más se desesperaba el Señor de Trieste. Comenzó a pensar que el Barón tenía cierto pacto con el diablo, que hacía malas artes.

Lo cierto es que el barón salía por las cuevas junto con sus fieles y leales amigos para buscar todo aquello que necesitaban y que no podían encontrar dentro de sus seguros muros. Se divertía torturando a nuestro paciente Señor de Trieste, al que envío, en el colmo de la chulería, un pavo asado y cerezas frescas que nunca hubiesen podido crecer dentro del castillo.

Sin embargo, los sitiadores consiguieron comprar a uno de los hombres de Lueger, para que les avisasen cuando el Barón Erasmus estaba en el único lugar del castillo accesible a tiro de cañón: las letrinas.

Y asi fue, cuando se cumplía un año y un día del inicio del cerco y después de una borrachera, sumada al empacho de ciruelas y cerezas, el caballero sintió necesidad de ir al único lugar donde en nadie puede delegar. Cuando se hallaba en el habitáculo, el criado aviso mediante un banderín a los sitiadores que hicieron disparo de una única bala de cañón, pero con tanto acierto, que pillaron al caballero con los pantalones bajados y no tengo muy claro si murió de las heridas o del susto.

Puedes ver las anteriores Lugares que Visitar antes de Morir en:

1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia
8.Chichén Itzá

100 Lugares que ver antes de morir. 8 Chichén Itzá

Nueva entrada para la serie, y nos vamos hasta Mexico, para visitarlas ruinas de Chichén Itzá que fueron construidas por la civilización Maya.

Artículo dedicado a @sonisgsigue que ayer fué su cumpleaños FELICIDADES.

La ciudad de Chichén Itzá situada en la península del Yucatán, México, es un conjunto arqueológico de la civilización maya, sus edificios más emblemáticos datan del declive de esta civilización. Es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1988 y en 2007 fue incluida en la lista de las 7 Maravillas del Mundo Moderno.

Su nombre deriva de las palabras mayas: «Chi» (Boca), «Che’en» (Pozo), «Itz» (Mago, Brujo) y «á» (agua), al unir las palabras se obtiene la boca del pozo de los magos del agua. «En la orilla del Pozo de los brujos de agua.

Aunque todo el conjunto arquitectónico es espectacular el punto central de la visita es la Pirámide de Kukulkán, la cual tiene un increíble efecto sonoro (el cual se intenta explicar en el video que compartimos a continuación). Es conocida en el conjunto como “el castillo” y es uno de los edificios mas representativos de la arquitectura maya. Se asienta sobre una plataforma rectangular de 55,5 metros de ancho y tiene una altura de 24 metros. Cada lado de la pirámide tiene una gran escalinata, 91 escalones por lado y 1 más que conduce al templo superior, dando 365 escalones, uno por día del año. Balaustradas de piedra flanquean cada escalera, y en la base de la escalinata norte se asientan dos colosales cabezas de serpientes emplumadas, efigies del dios Kukulcán. (Datos técnicos sacados de wikipedia.)

Otra parte muy interesante que visitar en las ruinas es El Cenote Sagrado en donde se llevaban a cabo ofrendas al dios Chaac, señor de la lluvias, en forma de objetos valiosos e incluso sacrificios humanos de doncellas nobles y prisioneros de alto rango.

Llega el momento de la Leyenda, más larga que en otras ocasiones pero igual de interesante, esperamos que la disfrutéis.

Todos los que han vivido en la tierra del Mayab, han oído el dulce nombre de la bella princesa Sac-Nicté, que significa Blanca Flor.
Era ella como la luna alta y quieta en las noches tranquilas. Y era graciosa como la paloma torcaz de dulce canto y clara y fresca como las gotas de rocío. Bella era como la flor que llena el campo de alegría perfumada, hermosa como la luz del sol que tiene todos los colores y suave como la brisa, que lleva en sus brazos todas las canciones.

Así era la princesa Sac-Nicté, que nació en la orgullosa ciudad de Mayapán, cuando la paz unía como hermanas a las tres grandes ciudades de la tierra del Mayab; cuando en la valerosa Mazapán y en la maravillosa Uxmal y en Chichén Itzá, altar de la sabiduría, no había ejércitos, porque sus reyes habían hecho el pacto de vivir como hermanos.

Todos los que han vivido en el Mayab han oído también el nombre del príncipe Canek que quiere decir Serpiente Negra.
El príncipe Canek era valeroso y tenaz de corazón, cuando tuvo tres veces siete años fue levantado a rey de la ciudad de Chichén Itzá. En aquel mismo día vio el rey Canek a la princesa Sac-Nicté y aquella noche ya no durmió el valeroso y duro rey. Y desde entonces se sintió triste para toda la vida.

Tenia la princesa Sac-Nicté tres veces cinco años cuando vio al príncipe Canek que se sentaba en el trono de Itzá, tembló de alegría su corazón al verlo y por la noche durmió con la boca encendida de una sonrisa luminosa. Cuando despertó, Sac-Nicté sabía que su vida y la vida del príncipe Canek correrían como dos ríos que corren juntos a besar el mar.
Así sucedió y así cantan aquella historia los que la saben y no olvidan.

El día en que el príncipe Canek se hizo rey de los Itzaes, subió al templo de la santa ciudad de Itzmal para presentarse ante su dios. Sus piernas de cazador temblaban cuando bajó los veintiséis escalones del templo y sus brazos de guerrero estaban caídos. El príncipe Canek había visto allí a la princesa Blanca Flor.
La gran plaza del templo estaba llena de gente que había llegado de todo el Mayab para ver al príncipe. Y todos los que estaban cerca vieron lo que pasó. Vieron la sonrisa de la princesa y vieron al príncipe cerrar los ojos y apretarse el pecho con las manos frías.

Allí estaban también los reyes y los príncipes de las demás ciudades. Todos miraban, pero no comprendieron que desde aquel momento las vidas del nuevo rey y de la princesa habían empezado a correr como dos ríos juntos, para cumplir la voluntad de los dioses altos.

Y eso no lo comprendieron. Porque hay que saber que la princesa Sac-Nicté había sido destinada por su padre, el poderoso rey de Mayapán, para el joven Ulil, príncipe heredero del reino de Uxmal.

Acabó el día en que el príncipe Canek se hizo rey de Chichén Itzá y empezaron a contarse los treinta y siete días que faltaban para el casamiento del príncipe Ulil y la princesa Sac-Nicté.
Vinieron mensajeros de Mayapán ante el joven rey de Chichén Itzá y le dijeron:

– Nuestro rey convida a su amigo y aliado para la fiesta de las bodas de su hija.

Y respondió el rey Canek con los ojos encendidos:
– Decid a vuestro señor que estaré presente.

Y vinieron mensajeros de Uxmal ante el rey Canek y le dijeron:

– Nuestro príncipe Ulil pide al gran rey de los Itzaes que vaya a sentarse a la mesa de sus bodas con la princesa Sac-Nicté.

Y respondió el rey Canek con la frente llena de sudor y las manos apretadas:

– Decid a vuestro señor que me verá ese día.

Y cuando el rey de los Itzaes estaba solo, mirando las estrellas en el agua para preguntarles, vino otra embajada en mitad de la noche. Vino un enanillo oscuro y viejo y le dijo al oído:

– La Flor Blanca está esperándote entre las hojas verdes, ¿vas a dejar que vaya otro a arrancarla?
Y se fue el enanillo, por el aire o por debajo de la tierra, nadie lo vio más que el rey y nadie lo supo.

En la grande Uxmal se preparaba el casamiento de la princesa Blanca Flor y el príncipe Ulil, de Mayapán fue la princesa con su padre y todos los grandes señores en una comitiva que llenó de cantos el camino.

Más allá de la puerta de Uxmal salió con muchos nobles y guerreros el príncipe Ulil a recibir a la princesa y cuando la vio, la vio llorando.

Toda la ciudad estaba adornada de cintas, de plumas de faisán, de plantas y de arcos pintados de colores brillantes. Y todos danzaban y estaban alegres, porque nadie sabia lo que iba a suceder.
Era ya el día tercero y la luna era grande y redonda como el sol, era el día bueno para la boda del príncipe, según la regla del cielo.

De todos los reinos, de cerca y de lejos, habían llegado a Uxmal reyes e hijos de reyes y todos habían traído presentes y ofrendas para los nuevos esposos. Vinieron unos con venados blancos, de cuernos y pezuñas de oro, otros vinieron con grandes conchas de tortuga llenas de plumas de quetzal radiante. Llegaron guerreros con aceites olorosos y collares de oro y esmeraldas, vinieron hombres músicos con pájaros enseñados a cantar como música del cielo.

De todas partes llegaron embajadores con ricos presentes; menos el rey Canek de Chichén Itzá.
Se le esperó hasta el tercer día, pero no llegó ni mandó ningún mensaje, todos estaban llenos de extrañeza y de inquietud, porque no sabían, pero el corazón de la princesa sabía y esperaba.
En la noche del tercer día de las fiestas se preparó el altar del desposorio y el gran señor de los Itzaes no llegaba, ya no esperaban los que no sabían.

Vestida está de colores puros y adornada de flores la princesa Blanca Flor, frente al altar, y ya se acerca el hombre al que se a de ofrecer por esposa. Espera Sac-Nicté, soñando en los caminos por donde ha de venir el rey en quien a puesto su corazón, espera la flor blanca del Mayab, mientras Canek, el rey triste, el joven y fuerte cazador, busca desesperado en la sombra el camino que ha de seguir para cumplir la voluntad de arriba.

En la fiesta de las bodas de la princesa Sac-Nicté con el príncipe Ulil, se esperó tres días al señor de Chichén Itzá que llegara. Pero el rey Canek llegó a la hora en que había de llegar.

Saltó de pronto en medio de Uxmal, con sesenta de sus guerreros principales y subió al altar donde ardía el incienso y cantaban los sacerdotes, llegó vestido de guerra y con el signo de Itzá sobre el pecho.

– ¡Itzalán! ¡Itzalán! _ gritaron como en el campo de combate.

Nadie se levantó contra ellos, todo sucedió en un momento, entró el rey Canek como el viento encendido y arrebató a la princesa en sus brazos delante de todos. Nadie pudo impedirlo, cuando quisieron verlo ya no estaba allí. Solo quedó el príncipe Ulil frente a los sacerdotes y junto al altar. La princesa se perdió a sus ojos, arrebatada por el rey, que pasó como un relámpago.

Así acabaron las fiestas de las bodas; mas pronto roncaron las caracolas y sonaron los címbalos y gritó por las calles la rabia del príncipe Ulil para convocar a sus guerreros.

Había ido el rey Canek desde su ciudad de Chichén hasta la grande Uxmal, sin que nadie lo viera. Fue por los caminos ocultos que hay horadados en la piedra, por debajo del suelo, en esta santa tierra de los mayas, estos caminos se ven ahora de vez en cuando, antes sólo los conocían aquellos que debían conocer. Así llegó sin ser visto el rey Canek para robar a la tórtola dulcísima, al rayo de luna de su corazón.

Pero ya se afilan las armas otra vez en el Mayab y se levantan los estandartes de guerra. ¡Uxmal y Mayapán se juntan contra el Itzá!

¡Ah! La venganza va a caer sobre Chichén, que está débil y cansada del suave dormir y de los juegos alegres. Por los caminos hay polvo de marchas y en los aires hay gritos y resuenan los sonoros címbalos y truena el caracol de guerra. ¡Que va a ser de ti, ciudad de Chichén, débil y dormida en la felicidad de tu príncipe!

He aquí como los Itzaes dejaron sus casas y sus templos de Chichén y abandonaron la bella ciudad recostada a la orilla del agua azul. Todos se fueron llorando, una noche, con la luz de los luceros, todos se fueron en fila, para salvar las estatuas de los dioses y la vida del rey y de la princesa, luz y gloria del Mayab.

Delante de los hijos de Itzá iba el rey Canek, caminando por senderos abiertos en medio de los montes, iba envuelto en un manto blanco y sin corona de plumas en la frente, a su lado iba la princesa Sac-Nicté, ella levantaba la mano y señalaba el camino y todos iban detrás.

Un día llegaron a un lugar tranquilo y verde, junto a una laguna quieta, lejos de todas las ciudades y allí pusieron el asiento del reinado y edificaron las casa sencillas de la paz. Se salvaron así los Itzaes por el amor de la princesa Sac-Nicté, que entró en el corazón del último príncipe de Chichén para salvarlo del castigo y hacer su vida pura y blanca.

Solitaria y callada quedó Chichén Itzá en medio del bosque sin pájaros, porque todos volaron tras la princesa Sac-Nicté.

Llegaron a ella numerosos y enfurecidos los ejércitos de Uxmal y Mayapán y no encontraron ni los ecos en los palacios y en los templos vacíos. La ira puso entonces el fuego del incendio en la hermosa ciudad y Chichén Itzá quedó sola y muerta como está hoy, abandonada desde aquel tiempo antiguo, junto al agua azul del cenote de la vida. Quedó sola y muerta, perfumadas sus ruinas de un aroma suave que es como una sonrisa o una blanca luz de luna.

En la primavera brota la flor blanca en el Mayab y adorna los árboles y llena el aire de suspiros olorosos. Y el hijo de la tierra maya la espera y la saluda con toda la ternura de su corazón y su voz recuerda al verla el nombre de la princesa Sac-Nicté.

Puedes viajar virtualmente hasta los anteriores Lugares que Visitar antes de Morir en:

1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal
7.Highland, Escocia

100 Lugares que ver antes de morir. 7 Highland, Escocia

Nuestros cien lugares hoy nos transportan al norte de Escocia, a las Tierras Altas, o Highlands, paisajes idílicos que vienen a la mente cuando nos imaginamos estas tierras. Montañas verdes, nieblas permanentes y legendarios castillos.

Contamos que son unas tierras con alta influencia celta, en la cual todavía se puede oír la lengua gaélico escocés a una parte de la población. Es un área de poca densidad demográfica. La capital oficiosa o principal dentro administrativo se encuentra en Inverness, ciudad ademas extremadamente influenciada, más si cabe, por la cultura celta.

Hablar de las Highlands sin hablar del Lago Ness y su más famosos “habitante” es inevitable, ademas de ser uno de los atractivos turísticos más potentes de la zona (no olvidéis la cámara una imagen de Nessi se paga extremadamente bien). Es el lago más famoso de la zona con permiso del lago Lomond. Las proximidades del lago fueron habitadas desde tiempos prehistóricos pero hasta hace pocas decenas de años no a tenido un fácil acceso.
Las mejores vistas las podemos encontrar desde el Castillo de Urquhart a las afueras de Drumnadrochit , situado en un acantilado sobre el agua.

De todas formas, lo que a mi modo de ver es más espectacular de ver, son los entornos naturales, hay pueblos preciosos y castillos espectaculares, pero la potencia natural que irradian estas tierras son incomparable. Las miles de tonalidades de verdes y marrones, las interminables praderas, los infinitos lagos y acuíferos, no hacen mas que cargarte de ganas de llevar un buen chubasquero y botas impermeables y perderte por sus caminos.

Muchos os preguntareis por William Wallece y que había de verdad en su historia, pues basicamente es muy parecida a la famosa película con algunos cambios, como que en realidad el venia de familia noble y no campesina, y que iba para clérigo, solo que la muerte de su padre le creo un sentimiento de venganza hacia los ingleses, y no fue el asesinato de su esposa, a la cual mataron después de que Wallace iniciara sus incursiones. Algunos detalles más son el olvido en la pelicula del importante lugarteniente de Wallece, Sir Andrew Moray, uno de los caballeros más importantes de Escocia y que actuaba desde el norte del país.
También se odvia el exilio de Wallece ha Francia tras ser herido en el cuello (y no en el pecho como en la película) por una flecha, tratando de conseguir el apoyo de los franceses, el cual no se llevo a cabo.
Una vez de vuelta es traicionado por John Mentieth, a cambio de dinero. Los ingleses lo capturaron en su escondite de Glasgow, trasladado a Londres, condenado a muerte, ahorcado y decapitado en 1305. Eduardo I murió en 1307 y no al mismo tiempo que Wallace. No obstante esto es una película que se toma libertades, pero que es muy entretenida.

Y aunque veladamente ya se han introducido dos leyendas (Nessi y William Wallece), no queremos perder la costumbre que tan buena acogida tiene y dejamos aquí otra de leyenda sobre el lugar que en esta ocasión acercamos.

Algunos de los castillos en ruinas que adornan la frontera entre Inglaterra y Escocia acogen a un inquilino tan siniestro como su pasado. Se trata de un maléfico duende, el más sanguinario de cuantos aparecen en el folclore británico, llamado Gorra Roja.

Gorra Roja (Redcap en inglés) es bajito y corpulento, y posee una larga melena de pelo gris. Parecería un inofensivo anciano de no ser por sus ojos, brillantes como ascuas, y porque en lugar de manos tiene dos garras como las de un águila. En los pies viste unas botas de hierro, a pesar de lo cual se mueve con gran rapidez, y a veces porta en su mano izquierda una vetusta pica digna de anticuario. Se cubre la cabeza con una gorra roja, cuyo color renueva tiñéndola periódicamente con la sangre de sus víctimas.

A Gorra Roja no se le puede combatir mediante las armas o en una lucha cuerpo a cuerpo, pues su destreza y su fuerza son tales que ningún humano es capaz de vencerle. Se le puede exconjurar, eso sí, recitando algunas palabras de la Biblia o mostrándole una cruz, como si fuese un vampiro. Entonces desaparece, dejando atrás uno de sus dientes, largos y afilados.

Según la tradición, durante la Edad Media, y por un corto periodo de tiempo, Gorra Roja sirvió como espíritu familiar al tiránico Lord William Soulis, quien a finales del siglo XIII intento hacerse con el trono de Escocia, conspiración que fue desbaratada por el legítimo rey y supuso el ocaso de la otra poderosa familia Soulis.

La última vez que William abandonó su castillo, el castillo de Hermitage, encomendó a Gorra Roja las llaves de su cámara subterránea, aquella en la cual hablaba con los espíritus y guardaba sus utensilios de nigromante. Tras arrojar las llaves sobre su hombro izquierdo, le encargó que las guardase hasta su vuelta, la cual nunca se produjo. Fiel a su amo durante siglos, cada siete años, Gorra Roja abría la puerta de aquella mazmorra temida por los lugareños, aunque es posible que haya renunciado ya sus obligaciones.

John Leyden cuenta que en el siglo XIX el conde de Dalkneith, acampando cerca del castillo de Hermitage, ordenó limpiar de maleza la entrada que conducía a la cámara subterránea de Lord Soulis. Durante las operaciones fue encontrada cerca de la puerta una oxidada llave de hierro que todos los presentes estimaron ser la misma que el noble había entregado al duende.

Si Gorra Roja la abandonó por voluntad propia o por fuerza mayor es una pregunta a la que probablemente nunca obtendremos respuesta. Junto a los huesos de Lord Soulis fue enterrado su libro de encantamientos, obra del célebre Miguel Escoto, según afirma Walter Scott. Sin sus arcanos conjuros, nos tememos que el salvaje Gorra Roja no volverá a obedecer la voluntad humana ni podrá ser reducido de forma definitiva. Hasta que esto suceda, lo más seguro es permanecer alejado de las ruinas que guardan la frontera de Escocia, en apariencia tan tranquilas.

Puedes visitar las anteriores Lugares que Visitar antes de Morir en:

1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto
5.El Salto del Ángel
6.Taj Mahal

100 Lugares que visitar antes de morir. 5 El Salto del Ángel

Este artículo esta dedicado especialmente a nuestra amiga venezolana seguidora de twitter @ZoleBella por tratarse de su tierra. Esperamos les guste.

El salto Ángel es la catarata más alta del mundo, con una altura de 979 m (807 m de caída ininterrumpida), generada por la caída del río Churún desde el Auyantepuy. Está ubicado en el Parque Nacional Canaima en el estado Bolívar, Venezuela, que fue instaurado el 12 de junio de 1962.

En pemón (lenguaje autóctono y primeros habitantes indígenas de la zona) se le conoce como Kerepakupai Vená que significa «salto del lugar más profundo». El Salto Ángel también es conocido erróneamente como Churún-Merú, nombre que corresponde en realidad a otra catarata que se encuentra en el mismo tepuy, de unos 400 metros de altura.

El Salto Ángel es una de las mayores atracciones turísticas de Venezuela, aunque su visita es algo complicada, debido a su ubicación dentro de una densa selva, y los tepuyes (mesetas especialmente abruptas, con paredes verticales y cimas muy planas) hacen peligrosa su acceso por vía aerea.
Para llegar hay que coger una avioneta desde Caracas o Ciudad Bolívar, e ir a un campamento en Canaima. Otro manera seria cruzando la selva por las vías fluviales hasta llegar a la base del salto.

Los viajes al Salto Ángel tienen lugar de junio a diciembre, cuando los ríos tienen la profundidad suficiente para soportar las curiaras de madera (canoas) utilizadas por los indígenas de etnia pemón. Durante la estación seca (de diciembre a marzo) hay menos caudal.
El salto no puede ser visto en días nublados, por lo que no se tienen garantías de poder verlo en días así.
Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Y cuenta la leyenda…

El primer pemón, Makunaima, y sus compañeros, comían y bebían del árbol mágico Wazacá, pero un día Ma´nápe decidió cortarlo y echarlo abajo.
Akuli el agutí, muy inteligente, se negó, ya que el árbol proveía todo lo necesario para la subsistencia. «¡No lo hagas! No sólo perderemos sus dones, sino que una gran inundación arrasará la Tierra…».
Como Ma´nápe era obcecado, desoyó los consejos del agutí y, empuñando su gran hacha se dirigió a talar el árbol, pero la misma rebotó inofensivamente sobre el duro tronco. Por medio de un hechizo, ablandó la corteza, con lo que pudo al fin hundir el filo en la sagrada madera.
Akuli, viendo que el otro no le hacía caso, intentaba reparar con cera las heridas del tronco, tratando de evitar la inundación, canturreando su ensalmo para ablandar el recio árbol.

También los demás pemones, decididos a evitar que acabara su tarea, volvieron al árbol duro de nuevo con un contrahechizo, pero en esta feroz lucha terminó venciendo el leñador. El árbol de la vida se derrumbó con estrépito sobre la tierra. Del tocón mutilado hundido en tierra se formó, pues, el gigantesco tepui Roraima, en cuya cima viven los espíritus malignos. Del tronco cortado salió un gran chorro de agua que inundó la Tierra entera, y así, por la maldad de Ma´nápe y tal cual Akuli lo había predicho, los pemones asistieron al alzamiento del primer tepui y todos los hombres padecieron la Gran Inundación.

Puedes visitar las anteriores Lugares que Visitar antes de Morir en:
1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno
4.Petra, La Ciudad del Desierto

100 Lugares que visitar antes de morir. 4 Petra

Cuarta entrega de la serie, desde apagatutele.com estamos muy contentos con la aceptación y seguimiento que esta teniendo esta serie de artículos, lo cual os lo agradecemos.

Este artículo esta dedicado especialmente a @crseaone que es nuestra follower número 100 en twitter. Todos nuestros followers son especiales para nosotros y trabajamos con ilusión para ellos. Anunciamos sorpresas para la cifra 500. (Un regalito)

La ciudad de Petra, ubicada en Jordania, todavía mantiene oculto más del setenta y cinco por ciento de sus construcciones, por lo que unmerosas excavaciones la intentan sacar a la luz el esplendor que tuvo antes de desaparecer aproximadamente hacia el siglo VII d.C

Entrar a Petra por el desfiladero del Sici, única puerta de acceso y salida, es como penetrar en el vientre de la historia.

Tras desaparecer como hemos comentado anteriormente, tuvo que llegar el suizo Johann Ludwig Burckhardt el cual la redescubió e identificó como tal en el año 1812.No fue hasta el año 1985, cuando la ciudad pasó a formar parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, y en 1993, Jordania delimitó una parte de la ciudad como Parque Nacional.

Petra es una ciudad “tatuada” en la roca, y aunque no lo pueda parecer, en sus momentos de mayor esplendor contaba con una red de canales excavados en la propia roca que surtía de abundante agua a la ciudad.
El nombre de la ciudad proviene del griego y significa “Piedra”

Fundada en la antigüedad hacia el final de siglo VII a. C. fue ocupada en el siglo VI a. C. por los nabateos los cuales la convirtieron en capital de su imperio y la hicieron prosperar gracias a su situación en la ruta de las caravanas que llevaban incienso y especias entre Egipto, Siria, Arabia y el sur del Mediterráneo. Hacia el siglo VIII, el cambio de las rutas comerciales y los terremotos sufridos, condujeron al abandono de la ciudad por sus habitantes.

Y después de un breve repaso a las bondades de esta maravilla llegamos al apartada que más os esta gustando:

Rezaba la leyenda que “…el ejército del faraón – que perseguía a los hebreos mandados por Moisés en el período del Éxodo- llevaba consigo un tesoro, como era la costumbre en aquella época. Pero el valioso fardo era pesado y detenía el avance de las tropas. El faraón había ordenado, entonces, que los bienes preciosos fueran depositados en una especie de conducto impenetrable. El ejército egipcio habría encontrado el templo principal de Petra y también el tesoro, señalizando con una escultura, rellena de oro puro, el portal principal…”

La leyenda hizo que, en los siglos 19 y 20, beduinos atraídos por la historia agujerearan a balazos con sus rifles la citada escultura, para ver se había oro en su interior. La pieza tiene las marcas de las balas hasta hoy. A causa de la leyenda, el predio principal se denomina “Tesoro del Faraón”, o simplemente “El Tesoro”. Algunas de las torres de los templos llegan a la misma altura de un edificio moderno de 20 pisos.
Los pueblos beduinos creen que Arón, el hermano de Moisés, fue enterrado en una de las tumbas de Petra. También creen que el valle fue abierto por el proprio Moisés cuando tocó una roca con su cayado, haciendo que el agua brotara (no es en vano que la región también sea conocida como “el Valle de Moisés”, en las Montañas Edomitas, al sur del Mar Muerto).

Puedes visitar las anteriores Lugares que Visitar antes de Morir en:
1.Cataratas de Iguazu
2.La Alhambra
3.Perito Moreno