Crónica Lúdica 31.17: Tikal

Un juego con más de diez años que sufre un lavado de cara estético, sin tocar ninguna de sus mecánicas y del que todo el mundo comenta que ha envejecido perfectamente. Todo eso sumado al buenísimo sabor de boca que dejo la también reedición de Mexica (ambos pertenecientes a la llamada trilogía de la mascara, junto a Java), sumaban una tormenta perfecta para querer jugarlo, así que quedamos cuatro habituales (finalmente a última hora, “pitufo gruñón” se cayo de la convocatoria y fuimos los “jovencitos” del grupo de juego los tres que quedamos).

Tikal

Según abres la caja su estética te enamora, con los pisos de los templos en resina, aunque en este aspecto me gusta más Mexica, tal vez por su variedad de colores al tener cada jugador su set de templos. Aquí los templos son de un pull compartido, y una cosa importante para la estrategia, son finitos, de modo que cuando se acabe un piso determinado, no podremos pasar de esta altura. Las alturas empiezan en 1 (impresa en las losetas y tablero) y llegan hasta 10.

Por otro lado tenemos las losetas hexagonales, con las cuales iremos explorando la ciudad de Tikal, en la profunda selva guatemalteca, estas vienen clasificadas por letras de la “A” a la “G”,  barajando cada letra por separado y haciendo una torre tambien común comenzando arriba las que llevan la “A” y dejando abajo del todo las de la “G”.

Tikal2

Cada jugador se queda con su “set” de exploradores, 16 más el un jefe, dos campamentos avanzados, y un cubito para marcar la puntuación. Los exploradores vienen representados por unos mini meeples, que en un principio pueden parecer demasiado pequeños, pero es que si fueran el estándar (tipo Carcassonne para que nos entendamos) tendrían que hacer un tablero el doble de grande, y si bien sería precioso, la producción se encarecería una barbaridad, y no habría mesa que lo soportara.

De las mejores cosas que encontramos en este juego, es la sencillez de explicar las reglas, si es con jugones tardas cinco minutos, si no serán diez, quince con preguntas aclaratorias,  y es que son muy simples las acciones que se pueden realizar. Encontramos dos fases, la primera coger una loseta y la colocas (modo básico), teniendo en cuenta tres pequeñas normas de lo más lógico. En la segunda fase realizas tus acciones, contando con diez puntos de acción a repartir entre ocho posibilidades con diferentes costes, todas ellas explicadas de manera esquemática en la tabla de jugador.

IMG_0205

Losetas hay de cuatro tipos. Claros, donde podemos montar nuestros campamentos avanzados y es de donde saldrán nuestros exploradores. Templos, en donde podremos hacerlos crecer en altura y por lo tanto aumentar su valor. Ruinas, donde encontraremos tesoros para hacer set de los mismos y ganar puntos, y una vez expoliados se convertirán en claros al uso. Y finalmente volcanes, los cuales disparan turnos de puntuación parcial, de los cuales aparecen tres en total en las losetas “B”, “D” y “F”.

El acceso a las losetas se hace por los caminos, y se pueden encarecer mucho en movimientos, ya que por cada caminito presente, se paga un punto de acción, nosotros comenzamos encareciendo todo y te hace darle muchas vueltas para ver como llegar a los lugares de la manera más eficiente posible. Puedes llegar a tener que pagar seis puntos de acción por pasar de una loseta a otra, lo cual es una barbaridad.

IMG_0206

Como ya hemos dicho, cuando aparece un volcán, se disparan una ronda de puntuaciones, donde comienza el que lo ha revelado haciendo sus puntos de acción y puntuando los templos en los que tiene mayoría de exploradores y tesoros que posee. Después pasa el turno al siguiente jugador que hace lo mismo, pudiendo llegar a puntuar el mismo templo, ya que puede llevar exploradores que en ese momento le den mayoría y coger tambien puntos (prestigio que se llama aquí). Cuando todos han realizado sus diez movimientos, el jugador que revelo el volcán, lo coloca sobre el tablero y hace su turno normal.

Acciones interesantes son el cambio de tesoros, donde puedes cambiar un tesoro del que tengas una única copia, a otro jugador que tambien tenga una única copia de otro, si poder negarse a ello. Los set de tesoros puntúan de la siguiente manera, si tienes una copia, 1 punto, dos serían 3 puntos y tres te da 6 puntos, por lo que la táctica de hacerte con grupo de tesoros iguales puede dar un chorreo de puntos.

IMG_0210

La otra mecánica a la que refiero, es la de colocar un guardián en el templo, para hacerlo unicamente tuyo y que ya nadie lo pueda puntuar excepto tu mismo. Debes tener mayoría, para este menester el explorador jefe cuenta por tres, una vez que la tienes pones un explorador en lo alto del templo y tienes que retirar de la partida los exploradores que te han permitido tener la mayoría. Esto solo lo puedes realizar con dos templos en toda la partida, por lo que hay que ser conservador y ver el momento ideal de hacerlo. Yo, por ejemplo me apropie del único templo de 10 pisos, y si bien no deje que puntuaran más por el, solo lo puntúe una vez, por lo que no fue del todo rentable.

En definitiva estamos ante un juego de “exploración, desplazamiento y mayorías”, como reza sus instrucciones, con interacción divertida entre jugadores, donde debes buscar optimizar tus puntos de acción y procurar que los demás tengan que gastar muchos para realizar las acciones buenas.

IMG_0208

Nos ha gustado mucho a todos, ver a la velocidad que crece el tablero, que además es precioso, e ir pensando en tus siguientes acciones, o las que pueden hacer los demás, hacen que no te des cuenta del entre turno, cuando podría parecer que al tener diez puntos de acción lo harían muy largo. Con lo sencilla que es la explicación y acciones, tienes que darle mucho al coco para optimizar tus acciones. En definitiva me ha gustado incluso más que Mexica, y eso que me gusta mucho, y en general quedo esa sensación a todos.

No puedo dejar de mencionar el modo “avanzado”, en el cual cambia la primera fase, en la que en vez de sacar loseta al azar, se sacan tantas como jugadores comienza una subasta, comenzando todos con 20 puntos de prestigio. Es simple, el que más ofrezca elige loseta, paga los puntos de prestigio, coloca y hace sus acciones. Después sigue la subasta entre los que quedan, hasta que todos colocan loseta. De esta manera quitas una parte del azar.

Le tengo que dar la consideración de JUEGAZO, y tengo muchas ganas de volver a jugar. De momento todo lo que tengo de Maldito Games a sido un acierto (Scythe, Mexica, Patchwork y este), su elección de catalogo es fabulosa, gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s