Informe de Campaña. Imperial Assault. Deuda de gratitud.

Segunda reunión con el grupo en la asociación Místicos de Arkat para continuar la campaña de Imperial Assault. Pasadas justas dos semanas del comienzo, que os contamos aquí, nos juntamos para avanzar en la historia intentando hacer un par de escenarios, pero solo dio tiempo a uno, la primera misión secundaría que habían elegido los rebeldes tras vencer en “secuelas”. En esta ocasión nos situamos en Bakura, el hermano de uno de los héroes, Gaarkhan a sucumbido bajo el fuego del Imperio, y además han capturado a otro wookie con el que este tenía contraída una deuda de vida, por lo que el wookie convence a sus colegas para ir a rescatarlo.

5FD27CAE-7A97-4B8E-BB9F-D79AEACB45A4_zpsgrlxubmy

Nada más empezar se encuentran con unos pocos stromtroopers de élite, que no hacen justicia a su nombre, ya que un par de ellos caen rapidamente. Pero los rebeldes no solo tienen que preocuparse por los Imperiales, sino tambien por la naturaleza salvaje del planeta, llena de nexus.

Para poder abrir la celda donde se encuentra Shortatha, el wookie, deben desactivar tres terminales, protegidos por sendos cañones de pulsos, los cuales tienen un disparo a final de cada ronda, sn posibilidad de defensa, y en la primera oportunidad que tiene uno de ellos hace pupa.

FA561FD3-E070-41E4-A8C9-1BBB8D0600BF_zpsmqmcu5qo

Los rebeldes se dan cuenta rapidamente que esto no lo van a ganar con fuerza bruta y si con rapidez, por lo que se ponen a correr, ignorando a los imperiales, pero un nuevo nexu corre más que ellos, desgarrando a Gaarkhan. Por si fuera poco, cuando Diala Passil desactiva el segundo terminal, una escuadra de soldados la acribillan produciéndole múltiples heridas.

Por suerte para los rebeldes Fenn Signis, como veterano curtido, consigue desactivar el tercer terminal, además de destruir el último cañón de pulsos. Al abrirse la puerta de la celda aparecen refuerzos imperiales, pero es demasiado tarde, los rebeldes han conseguido su objetivo.

FF506B31-92D1-452D-82B6-C2666BBB5E18_zpskcspg5u7

El bando imperial cometido dos errores básicos. 1º al inicio de la partida tenía que haber desplegado una unidad más y no lo hizo. Y 2º, cuando se abrió la puerta, al desplegar los refuerzos podía haber utilizado esta unidad inmediatamente, y herir al rebelde, o al menos intentarlo, sin embargo se acabo la ronda.

Lo segundo hubiera cambiado poco la partida, ya que los demás rebeldes todavia no estaban por su lado herido, por poco eso si, pero combinado con alguna herida que hubieran hecho las tropas extras, quizá el resultado hubiera sido otro. Pero se asumen los fallos imperiales, y a partir de la siguiente no se será tan “padrazo” recordando a los rebeldes todas sus ventajas y se les dejara pedalear sin ruedines.
F3825628-DEBE-435A-A678-B4DBC305CD10_zpsvlpkgext

Deseando de continuar la campaña, será a ser posible dentro de dos semanas, con la misión “una nueva amenaza”, perteneciente a las misiones de historia, tras esta secundaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s