Crónica Lúdica 29.17: Tzolk´in

Llevaba yo tiempo dando la tabarra con que quería probar este juego, me atraía poderosamente su sistema de ruedecitas conectadas, y la cantidad de opciones disponibles. Tuvo que ser una aciaga tarde de mayo, cuando un tipo que llevaba casi cien partidas a este juego, y siendo un completo enamorado, decidió jugar con dos pardillos novatos, para enseñarnos… lo que es la humillación, ¡menuda paliza! Aquí contamos los retazos de la historia de como lo jugamos en la asociación Místicos de Arkat.

Tzolkin 1

Los que leéis con asiduidad este sección del blog, sabréis que soy muy de juegos temáticos, y que me encanta el plástico. Pero es que tambien me gustan muchísimo los buenos eurogames, eso si una cosa es que me gusten, y otra que se me den bien, máxime si cuesta una barbaridad jugarlos más de dos veces (esa plaga que nos asola). Aun así me gustan mucho y no desisto, y este que nos trae en este momento hasta aquí , tenía que jugarlo.

Leyendo el manual no parecía excesivamente complicado, es más un buen eurogame no suele tener mucha dificultad de mecánicas y reglas, habitualmente por estar muy pulido. Lo complicado esta en dominarlo, y ver más allá de sus posibilidades, adelantándote varios turnos a las jugadas para poder planificar lo que vas a necesitar. A penas tiene interacción entre jugadores, simplemente el estorbo que supone que te ocupen un lugar que tenías planeado para ti mismo, pero esa es una de las partes que tienes que planificar con antelación para tener siempre un plan b.

Tzolkin 2

Para ejemplificar la sencillez del juego, decir que solo se pueden hacer dos acciones, colocar trabajadores (pagando el coste de donde los coloques), o quitar los trabajadores, recibiendo los beneficios de su propio trabajo. Nunca se pueden combinar estas acciones.

Al colocar trabajadores en tu turno, puedes colocar tantos como puedas pagar, contra más pongas de una vez, más te costara, y contra más avanzada este la rueda en la que tienes que poner, tambien será más elevado su coste. Eso si, siempre tienes que poner tu trabajador en el hueco de menor valor posible, ya habrá tiempo de llegar más adelante.

Colocas tus trabajadores en cada una de las cinco ruedas de acciones, unas más tendentes a conseguir materias primas, otras a construir edificios/maravillas y evolucionar la tecnología, y las hay que te servirán para ponerte en gracia con los dioses.

Encontramos tres tipos de dioses con los que irnos congraciando, y de los que recibiremos tanto materiales como puntos de victorias en cada cuarto de partida. Igualmente tendremos que evolucionar cuatro tipos de tecnología, que nos proporcionara mejoras en nuestra acciones.

Podemos comprar edificios que nos proporcionan mejoras inmediatas o duraderas, así como puntos de victoria finales (estos se iánn reponiendo al comprarlos, y habrá diferenciados en las dos eras distintas que transcurre el juego). Tambien podremos comprar monumentos, más reducidos en números y que no se reponen. Son más caros, aunque a cambio son más potentes.

Jugamos a tres, por lo que entra en liza un jugador dummy que  bloquea aleatoriamente acciones, siendo este la parta más floja, si es que hay que decir alguna, ya que nunca nos llego a molestar, al menso esa sensación me dio.

Tzolkin 3

Personalmente pensé que me había empapado de todas sus posibilidades, grave error, estuve carente de recursos desde la segunda ronda, intentado tapar huecos, y haciendo malas inversiones. Menos en el primer cuarto de giro del calendario maya, donde tienes que alimentar a tus trabajadores, las otras tres veces que tienes que hacerlo, no pude alimentar a todos, y esto te cuesta puntos de victoria. Resultado final, hice siete puntos de victoria, creo que es el peor resultado que hice en un eurogame nunca.

Pese a todo, termine completamente enamorado de él, lo tiene todo, mecánicas pulidas en extremo, posibilidades de combos muy bestias, para los que te tienes que estrujar el cerebro, y una apariencia estética superior. El sistema de ruedas del calendario, de como van avanzando la acciones, teniendo que decidir cuando “hipotecas” a unos de tus trabajadores  para llegar lejos en el track, o aprovechas los que colocaron otros jugadores  para llegar antes a la acción que necesitas aunque tengas que pagar algo más esta genial.

Tzolkin 4

Por último decir que la rueda azul, la más grande donde puedes colocar trabajadores y para la que necesitas calaveras de cristal (fatídico nombre), no es muy recomendable. El experto en el juego nos lo advirtió, no le hicimos caso y así nos paso. Ves esos golosos puntos de victoria y te emocionas, el experto no puso ni un trabajador allí en toda la partida, por algo sería…

Esto es un JUEGAZO, y espero introducirlo pronto en mi ludoteca, pero sobre todo poder jugarlo más.

Anuncios

Un pensamiento en “Crónica Lúdica 29.17: Tzolk´in

  1. Pingback: Un mes de juegos: Abril 2018 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s