Archivo de la etiqueta: Retos

Retos Lúdicos 2020

Parafraseando a Fray Luis de León y Miguel de Unamuno, “como decíamos ayer…”. Pues si, aquí estamos de vuelta, que no significa que dure mucho, pero como esto al fin y al cabo es un “diario personal”, pues ahora me apetece dejar unas líneas de texto, para dejar constancia de los retos lúdicos que me planteo para este 2020. (*Ojo que tengo esto escrito desde principios de mes y lo publico el 31 de enero)

the-challenge-logo

El reto del 2019 fue un fracaso absoluto, trataba de un 10×10 con los juegos determinados. Vamos que iba a jugar al menos 10 partidas a 10 juegos, a saber Carpe Diem (6), Coimbra (1), Five Triber (5), Gloomhaven (0), Mansiones de la Locura (1), Mech vs. Minions (0), Newton (3), Scythe (5), Imperial Assault (0) y Sword & Sorcery (0). Si entre paréntesis están el número de partidas que le eche a cada uno de ellos, para un total de 21 de las 100 objetivo.

Sigue leyendo

Retos Literarios 2017

Encontré en el blog de Sintonía Literaria este curioso reto, y como yo soy muy de estas cosas, como que lo voy hacer. Consiste en ir cumpliendo los 50 objetivos que te vienen marcados en el cartel que se ha currado. A parte de en esta entrada, a modo de presentación y quedando el original, voy a ponerlo en la página de Lecturas 2017, y aquí es donde iré poniendo las marcas de los logros.

 

Y por si fuera poco, para darle más salseo, también voy a aceptar el otro reto que propone, el de leer 17.000 paginas en un año, poniendo también el contador en la página mencionada anteriormente.

Riki Abad. 365 días, 100 IRONMAN

Ayer fue un día para la historia mundial del deporte, y curiosamente ningún diario deportivo, ningún espacio televisivo se ha hecho eco de la noticia. Y es que hoy 4 de enero de 2016, hace justo un año desde que Ricardo Abad Martinez, se metía en un ambicioso proyecto, acabar 100 triatlones distancia Ironman (3´8km nadando, 180´2km en bicicleta y 42,2km corriendo), en el periodo de un año.

Justo debajo de estas lineas, tenéis su cara de felicidad al terminar el primero, hace hoy justo un año.

Cuando hablamos de Ricardo, no lo estamos haciendo de un deportista de elite, parece un insulto decir esto, estamos hablando de un tío que no se gana la vida con el deporte, de un tío que después de terminar uno de tantos ironman durante este duro año, iba rápido a casa, cenaba a matacaballo y se metía en un autobús para llegar al trabajo y hacer su jornada de 8 horas en una fundición, ¿como te quedas?

Recuerdo que por febrero del año pasado, veía esta imagen en las redes sociales de Ricardo y alucinaba. Las cuentas eran de marearse, quedaban 307 días y 96 pruebas para el reto, salía a poco más de un ¡¡¡Ironman cada tres días!!!

Pere evidentemente si alguien podía ese era Riki Abad, sus anteriores retos, como el de 607 maratones en 607 días consecutivos, o el de 52 distancia ironman en 52 semanas, un año, del cual escribo un libro, hacia prever que si alguien lo podía conseguir era el.

Uno de los más emocionantes por su dureza, fue el tramo en el que enlazo 8 días seguidos en Lanzarote, haciendo 8 Ironman, tras empezar con el 1º con dorsal en la mítica prueba, y luego continuar en solitario.

Bajo estas lineas, la foto de cuando realizo su Ironman número 92, estableciendo un nuevo récord mundial, y de esto hace poco más de una semana, y todavía subiría la apuesta a otros 8.

En resumen creo que es imposible, expresar en unas pocas lineas, lo logrado por este superhéroe moderno. Se que esto no es nada, un blog personal con pocas visitas, pero era el mínimo homenaje que podía brindarle a Ricardo. No quiero ni imaginar cual será su próxima locura. Gracias por servir de inspiración a tantos, y a mi personalmente.

La aventura termina con, 380km a nado, 18.020km sobre la bici y más de 4.200km corriendo… TITÁN.

Week 7 #RoadToSevilla2016

Esta semana voy a contar muy, muy poco. El resumen de la semana es una sola jornada desastrosa de entrenamiento, sin ningún ritmo. Comida regulera. Problemas con la rodilla. Un contractura en la espalda. Y un virus en la garganta que ha terminado de tumbarme, incluso perdí un día de trabajo por que no podía con mi alma. La tos no me deja dormir, y mucho menos entrenar. No me voy a poner nervioso…

Lunes 23 noviembre


Y eso es todo lo que voy aportar en esta semana. Voy a dejar hoy y mañana en calma y esperando que estos de abajo hagan su efecto un poco, para intentar retornar los entrenamientos el sábado.

Reto 30 días – SIN COMIDA BASURA

Desde el 22 de noviembre, al 22 de diciembre, comienzo el reto “SIN COMIDA BASURA”. Puede parecer fácil, es más mucha gente pensara que si ando todo el día corriendo, no debo de consumir muchas de estas comidas, pero si, por desgracia la gran industria alimentaria me tiene cazado. Los que me conocéis personalmente, sabéis lo mal que como.

En definitiva me voy a poner a ello, y dejo aquí una lista de lo que voy a quitar de mi dieta:

– Bebidas carbonatadas (Coca Cola, en todas sus variantes y demás trampas de azúcar)
– Pizzas
– Hamburguesas
– Bolsas de patatas, fritos, cortezas, ect
– Gominolas y sus variantes
– Bollos
– Fritangas (en general todos los rebozados que se meten en freidora)

Además de todo esto, incluiré en el reto, algunos alimentos que no tienen tan mala fama, pero que tampoco vienen bien, tales como:

– Pan (Se salva alguna rebanada de centeno)
– Cereales (Se salva la avena)
– Pasta

Y por último reduciré la ingesta de azúcar “enmascarada” (mirar las etiquetas de lo que coméis!!) todo lo posible, aunque esto llevo tiempo haciéndolo.

Este reto no es ya en si por adelgazar, que también se llevara un par de kilos por delante, sino por salud y mejora de rendimiento. No es que solo coma este tipo de cosas, pero si que abuso algo de ellas, así que las voy a cortar de raíz. Si después de los 30 días ademas sirve para quitarme alguno definitivamente o reducir mucho su consumo, MEJOR.

Crónica XXIII Media Maratón de Valencia

Resulta que el segundo peldaño del Proyecto #HighwayToMyDream era correr una Media Maratón y como indicamos a principios de la aventura, la elegida era la Media Maratón de Valencia. Así que empacamos los bártulos y nos dirigimos a la capital del Turia a correr un poco más de 21 kilómetros.

Por motivos laborales de la assitance salimos un poco tarde de Madrid y no llegamos hasta bien entrada la noche, pero lo importante era amanecer el sábado en Valencia.
Desayuno tranquilo y a la Feria del Corredor a recoger el dorsal. Situada en el tinglado 4 del puerto de Valencia, menudo calor hacia allí dentro amigos, se sentía la humanidad a cada paso. Como opinión de los expositores decir que decepcinantes cuanto menos, poco material en exposición y a unos precios más altos muchas veces que sus propias tiendas. Pocas novedades y muchos geles, se conoce que es lo que les da de comer.
Recogemos el dorsal, comprobamos su funcionamiento y a por la bolsa del corredor.

Primera gran decepción con la organización, a las 12:00 de la mañana ya se les agotaron las tallas L y XL de hombre (comentándolo con otros corredores resulta que esto es así desde la tarde del viernes), buscamos un responsable, que nos atiende perfectamente y nos proporciona hojas de reclamación, a nosotros y a todo el que se acercaba por allí porque aunque el español medio es bajito, esa tendencia por lo visto esta cambiando y subimos en tamaño. Aunque la hoja de reclamación no sirve de nada, ya que no estaba conformada, no nos quedábamos copia y en definitiva era humo, allí quedo puesta. Antes de seguir con lo que vino a continuación comentar que ademas de la camiseta canija la bolsa del corredor incluía (modo ironía on) una magnífica pulsera de tela de la carrera, (modo ironía off) y nada más. Una carrera de mas de diez mil participantes, una ciudad grande, y 25€ del ala, y eso es lo que nos proporcionan, cualquier carrera popular pequeña te nutre con más cosas.
Como estábamos un poco indignados empezamos a mover desde las Redes Sociales con la cuenta @apagatutele una pequeña propuesta que se propago como la pólvora. La organización emitió un comunicado vía Facebook “explicando” lo de las camisetas, que no convenció a nadie y en pocos minutos tenia mas de 100 comentarios, todos negativos.
A nosotros nos contesto varias veces directamente por Twitter con una prepotencia increíble, ahora fui hacer unos pantallazos para aportarlos a la entrada y los más fuertes los han borrado, pero vamos todos “flipamos” un poco.
Lo más gracioso es que no es el primer año que les pasa y cogen y culpan a Adidas de lo ocurrido. Lo dejaremos aquí y nos metemos al turrón.

Material para la carrera preparado, zapatillas Asics Gel Nimbus 13, calcetines Asics, pantalón Nike, camiseta Joma de Carrera Vertical Torrespacio de hace unos años y el Buff de rigor. Con todo preparado bajamos a desayunar al restaurante del hotel y menudo ambientazo de corredores, mucha concentración, algunos riendo, y todos devorando para cargar pilas.

Toca vestirse y bajar hacia la salida, que esta a unos 500 metros del hotel y me pongo a calentar un poquito con los keniatas para “meterles el miedo en el cuerpo”.

Quedando cinco minutos me dirijo a mi “cajón” de salida y me doy cuenta de un pequeño error que he cometido, por ser conservador y no meterme mucha presión, puse una marca estimada muy alta (2:15) en la inscripción, y salgo muy atras y hay mucha gente, así que me va a tocar esquivar muchos cuerpos para coger ritmo. (El globo que se ve en la foto de abajo es el de 2:15).

Empieza la carrera y tardo unos 3 minutos en pasar por la salida, hace una buena temperatura, unos 20/21º y me pongo en marcha con buenas sensaciones, en cuanto se quita el público de la salida de los laterales, me salgo de la calzada y por la acera cojo un ritmo bueno sin tener que ir tropezando con miles de piernas. Gano hueco hasta el siguiente globo de 2 horas y veo a lo lejos el de 1:45, el cual planteo como mi objetivo realista, así que a disfrutar.
Noto que estoy sudando demasiado, siempre sudo mucho, pero es que voy calado y sin previo aviso en el kilómetro 4 me empieza un poco de flato, es imposible, no me da flato desde el colegio, que mosqueo me pillo. Resulta que la humedad es del 85%, acostumbrado a entrenar en Madrid no contaba con ello, e imagino que es debido a esto, un poco de flato no nos va hacer parar.
Primer avituallamiento en km5 y me sienta muy bien, el flato va desapareciendo poco a poco hasta abandonarme como vino sin aviso en el kilómetro 7. Llevo todo el rato el globo de 1:45 a menos de 50 metros.

Paso el kilómetro 10 con mejor tiempo que mi última carrera de 10km y con fuerzas de sobra, así que me doy un premio y me tomo un caramelito. Los siguientes cinco los disfruto bastante, consigo adelantar a un batallón de la U.M.E. que ocupan todo el ancho de la calzada, sobre el 13 vemos pasar en dirección contraria a los keniatas cabeza de carrera a los que les falta nada y menos para terminar y en el 14 veo el primer desvanecimiento de un hombre asistido por un soldado de la U.M.E. El flato se fue, pero sigo sudando una barbaridad, voy aprovechando todos los avituallamientos y no hay mayor problema.
Del 15 al 19 noto un bajón de rendimiento importante, ya no paso a nadie y me pasa todo el mundo (más sensación que realidad), pero va mucha gente petada, y a poco del 20 me deshago de mi ultima botella de agua dandosela a un señor que la necesitaba más que yo.
Y es pasar por el 20 y recobrar fuerzas, hay mucha gente animando y la meta esta ya ahí, paso este ultimo kilómetro con una sonrisa que me toca las orejas y con dos dedos de la mano izquierda levantados y uno de la derecha. El ánimo final llega de la que me aguanta estas aventuras, a pocos metros de meta. Y la cruzo muy contento.

1:48:07 cuando paso. 1:45:31 de tiempo real y se bajaron las dos horas que era el objetivo, con la sensación de poder incluso mejorarlo, con un par de decisiones mejores y más entreno especifico, pero en definitiva muy muy contento. El pequeño bajón es ver a unos participantes con unas cervezas que daba uno de los patrocinadores ir a por una porque el cuerpo lo pedía, y como todo en esta organización, ya no había y quedaban por llegar mas de 6000 personas, pero en fin por esa tontería no nos iban a quitar la ilusión. Con nuestro kilito de mandarinas toca volver al hotel con las piernas cansadas.
Y aquí los tiempos oficiales.

Y los de algunos followers de la cuenta @apagatutele que estuvieron sudando por el mismo asfalto.

Ángel Sánchez Flores (@ansaflo) que se dio una buena lija para superarse y estaba muy contento.

Germán Pardo (@ENTRENADORESAGM) que iba muy bien acompañado

Y por desgracia el abandono de M. de Haro (@mdhrwine) que en la proxima seguro que lo “PETA”, ánimo.

Los campeones de la prueba como no podría ser de otra manera son un par de atletas que trae la organización gracias al dinero que nosotros les aportamos y así dar cache a la prueba. Con unas marcas muy buenas en hombres Jacob Kibet Kendagor (59:58) y en mujeres Joyce Chepkirui (1:08:15)

Buen fin de semana en Valencia, donde también fuimos a la Fonteta a ver ganar al Baloncesto Valencia y donde nos dimos un homenaje final antes de venir a Madrid con las piernas reventadas. El que corrió se lo había ganado, y la que le aguanto mucho más. Así que como manda la tradición cada vez que vengo por estas tierras toco ir a Casa Salvador y meternos entre pecho y espalda un Arroz Señoret.

Próximo objetivo y tercer escalon del Proyecto #HighwayToMyDream, el Maratán de Madrid el 29 de abril, entre medias habrás más carreras y muchas horas de entrenamiento. En las que habrá que meter mucho más entrenamiento específico, y una dieta mejor, además de bajar unos 3 kilos par ir más fino. A sudar se ha dicho.